Buscar
Elementos generales
Palabras exactas
Búsqueda en el título
Búsqueda en el contenido
Búsqueda en el resumen
Filter by Categorías
AG Opinión
AGO Alemania
AGO Argentina
AGO Brasil
AGO Colombia
AGO Ecuador
AGO EEUU
AGO España
AGO Francia
AGO Guatemala
AGO Inglaterra
AGO Italia
AGO México
AGO Perú
AGO Portugal
AGO Uruguay
AG Sport NFT Cartoons
Artes Marciales
AGO Artes Marciales
CAG Artes Marciales
Atletismo
Automovilismo
AGO Automovilismo
CAG Automovilismo
Básquet
Baloncesto
NBA
Boxeo
AGO Boxeo
CAG Boxeo
Ciclismo
Cobertura AG Deportes
CAG Alemania
CAG Argentina
CAG Brasil
CAG Colombia
CAG Ecuador
CAG EEUU
CAG España
CAG Francia
CAG Guatemala
CAG Inglaterra
CAG Italia
CAG México
CAG Perú
CAG Portugal
CAG Uruguay
Crypto Gaming Report Review
Crypto Sports Gaming
Editorial
Actores de fútbol
Ag Audio
AG Estadísticas
Fórmula 1
NFL
AGO NFL
CAG NFL
Tenis ATP
Tenis WTA
Torneos Deportivos
Concacaf Liga Campeones
Copa América
Copa del Rey
Copa Libertadores
Copa Mundial
Copa Sudamericana
Eurocopa
Juegos olímpicos
UEFA Champions League

Un gris Barça cede ante la efectividad del Madrid

CORRESPONSAL AG DEPORTES

Alex Gómez

Periodismo Deportivo, España, Corresponsal AG Deportes

Batacazo de los de Xavi que echa más sal a una herida profunda y a una semana terrible tras la eliminación virtual de Champions. Solo Ansu quiso rebelarse en una segunda mitad en la que la reacción se quedó a medias


El Clásico suele dejar a un equipo reforzado y a otro tocado. El de este sábado en el Santiago Bernabéu no hizo más que confirmar el buen momento del Real Madrid, que sigue firme y sólido, y la crisis del Barcelona, que tras quedarse al borde de la eliminación en la Champions, ahora ve como los blancos le asestan otro duro golpe y además le arrebatan el liderato de LaLiga.

Xavi decidió no hacer muchos cambios con respecto al encuentro ante el Inter. Balde en la banda izquierda, Sergi Roberto en la derecha (solo ante el peligro de Vinicius) y mantuvo a Busquets y prefirió sacrificar a Gavi para meter a De Jong antes que ahorrarse un extremo. A por todas y desde el comienzo fue el mensaje o como vivir o morir envuelto en un estilo. A Ancelotti, con el viento a favor, siempre le queda París. Solo le faltaron Courtois y Casemiro de aquella noche de Champions, que ya es perder, pero ese sigue siendo el traje de luces del Madrid: Kroos y Modric en la misma mesa y Valverde como multiusos. Extremo, centrocampista, lateral o rematador, según vaya la mano.

Tras los habituales minutos de tanteo, el conjunto blanco fue comenzando a dejar mejores sensaciones, con una sensación de superioridad difícil de explicar, como si supieran que el gol no tardaría en llegar, aunque fuera por inercia. Y llegó. Toni Kroos salvó la tímida presión azulgrana, nadie le cortó el paso de manera inexplicable y su pase al espacio encontró a Vinícius. El brasileño se encontró con Ter Stegen en el mano a mano, pero el rechace le llegó a Benzema, que marcó a placer.

El Barça acusó el golpe, y vivió momentos de incertidumbre. Solo a través de Pedri, el único capaz de poner algo de orden en el caos culé, comenzó a crecer. Y gracias al canario reaccionó el conjunto blaugrana, que tuvo varios minutos de asedio. Lewandowski no fue capaz de marcar una clarísima a pase de Raphinha, y el brasileño tuvo otras dos llegadas claras. Sin éxito.

Gol de Ferran Torres con el que el Barcelona recortaba distancias.

En pleno dominio azulgrana, tras dos nuevas llegadas que no inquietaron a Lunin, nueva contra del Real Madrid. La acción nació en un rebote afortunado tras un mal despeje de cabeza de Eric y tras un primer intento de Vinicius, el balón le cayó a Fede Valverde, que desde la frontal del área conectó un potente derechazo que superó a Ter Stegen y puso el 2-0 en el marcador.

Respondió de inmediato De Jong, pero Lunin rechazó el disparo del holandés. El Barça tenía el balón, pero un dominio estéril, porque apenas creaba peligro y porque pasada la línea de tres cuartos, la falta de precisión de los azulgrana era alarmante. El Madrid, en cambio, esperaba agazapado atrás y creaba peligro con muy poco. Dos llegadas claras al área de Ter Stegen y dos goles, la efectividad blanca era suficiente para doblegar el infructuoso dominio culé.

No reaccionó el Barça tras el descanso, sin ningún cambio. De hecho, se agrandó más la brecha de juego, con Modric especialmente inspirado casi como enganche. El croata explotó una jugada en el centro del campo para Vinicius que dobló con Benzema. El francés eludió defensores y mandó la pelota a la base del poste, pero arrancó en fuera de juego. Se intuyó la goleada, superando los blancos en casi todos los sectores a su rival. Xavi cortó la sangría con un triple cambio que, al menos, restableció la energía del equipo.

Una gran jugada de Ansu Fati por la izquierda, recién ingresado al campo, la tocó Lewandowski y Ferran, a puerta vacía, puso emoción a los últimos minutos. Había partido.

Ansu era el único agente desestabilizador y a ello se agarraban los de Xavi. En el minuto 87, un balón suelto en el área lo cazaba de semitijera el canterano y se marchaba rozando el palo. Pero cuando las cosas no marchan, no hay manera. Eric, para redondear una tarde aciaga, cometía un penalti por pisotón sobre Rodrygo que el árbitro iba a señalar tras revisarlo en el VAR. El propio brasileño hacía subir el 3-1 y sentenciaba.

Nuevo golpe para el Barça de Xavi en una semana trágica y subidón de euforia para un Real Madrid que recupera el liderato.

Fotos: Antena 3 y El Correo

Twitter: @alexgomezse

Share This

Comparte esta noticia deportiva!

Comparte esta noticia con tus amigos!