Buscar
Elementos generales
Palabras exactas
Búsqueda en el título
Búsqueda en el contenido
Búsqueda en el resumen
Filter by Categorías
AG Opinión
AGO Alemania
AGO Argentina
AGO Brasil
AGO Colombia
AGO Ecuador
AGO EEUU
AGO España
AGO Francia
AGO Guatemala
AGO Inglaterra
AGO Italia
AGO México
AGO Perú
AGO Portugal
AGO Uruguay
AG Sport NFT Cartoons
Artes Marciales
AGO Artes Marciales
CAG Artes Marciales
Atletismo
Automovilismo
AGO Automovilismo
CAG Automovilismo
Básquet
Baloncesto
NBA
Boxeo
AGO Boxeo
CAG Boxeo
Ciclismo
Cobertura AG Deportes
CAG Alemania
CAG Argentina
CAG Brasil
CAG Colombia
CAG Ecuador
CAG EEUU
CAG España
CAG Francia
CAG Guatemala
CAG Inglaterra
CAG Italia
CAG México
CAG Perú
CAG Portugal
CAG Uruguay
Crypto Gaming Report Review
Crypto Sports Gaming
Editorial
Actores de fútbol
Ag Audio
AG Estadísticas
Fórmula 1
NFL
AGO NFL
CAG NFL
Tenis ATP
Tenis WTA
Torneos Deportivos
Concacaf Liga Campeones
Copa América
Copa del Rey
Copa Libertadores
Copa Mundial
Copa Sudamericana
Eurocopa
Juegos olímpicos
UEFA Champions League

El triunfo de Ecuador nos atrapa en la burbuja mundialista

CORRESPONSAL AG DEPORTES

Luis Cadena

Periodismo Deportivo, Ecuador, Corresponsal AG Deportes

Esta victoria pone a la tricolor muy cerca del mundial de Catar 2022, pero ante todo, revive las esperanzas en un proceso joven que no evidencia excentricidades


El fútbol nos permite iluminar, por unas cuantas horas, nuestra oscura realidad. No es mi intención simplificar los problemas de la vida política, económica y social del país; lo que busco es ponderar, desde esta pequeña e inocente burbuja, el triunfo de nuestro seleccionado masculino de fútbol.

Ecuador ganó por primera vez en Chile. Aquel país era tierra áspera, hostil y de mala suerte. Nunca nos sentimos cómodos jugando en tierras araucanas. Habíamos jugado excelentes partidos, anotado bonitos goles, pero nunca conseguido una victoria. La noche de ayer ganamos 2 a 0 con goles de Pervis y Moisés. Un triunfo incuestionable.

La selección de Gustavo Alfaro logró afianzar un sistema de juego que se potencia con velocidad y gambeta, lo que lo convierte en un equipo con alta probabilidades de llegar al arco rival con mucha gente en ofensiva. Además, la tricolor no sólo cuenta con fortalezas físicas, se presenta como un conjunto solidario, comprometido y con estabilidad mental. La selección jugó su partido ante Chile con un combinado que promedia los 24 años de edad. Hay futuro.

Esta victoria pone a la tricolor muy cerca del mundial de Catar 2022, pero ante todo, revive las esperanzas en un proceso joven que no evidencia excentricidades. Ecuador ganó y genera una emoción que se expande al interior de una burbuja que, más temprano que tarde, explotará con nuestra realidad. Hoy es momento de festejar, de emocionarse y usar el fútbol como aquel analgésico que hace tolerable nuestro diario vivir.

Un país que registró este año la peor masacre carcelaria de su historia, que tiene un Presidente investigado por evasión de impuestos, que presenta los índices más altos de desempleo y desnutrición de la región, hoy puede disfrutar del triunfo de su equipo de fútbol.

La tricolor jugará en enero del oróximo año, seguramente durante los próximos días nuestras realidades políticas, económicas y sociales no podrán ser silenciadas por los goles del camino mundialista, quizá ese respiro permita ganar los problemas sociales que Piero, Gonzalo o Pervis no podrán lograr con el fútbol, pero lo primordial será creer que, sobre la base de proyectos solidarios, empáticos y con anhelos conjuntos, no solo se puede llegar a un mundial. Francisco Maturana tiempo emitió un enunciado que hasta el día de hoy ronda mi cabeza: «se juega como se vive». ¿Es posible comprobar esa frase? Sin encontrar respuesta hoy la considero necesaria para decir que Ecuador necesita vivir como juega su selección, caso contrario estaremos sumidos a padecer en la burbuja del fútbol como vía de escape a nuestra trágica realidad.

Foto: API

Twitter: @LRCadena

Share This

Comparte esta noticia deportiva!

Comparte esta noticia con tus amigos!