Buscar
Elementos generales
Palabras exactas
Búsqueda en el título
Búsqueda en el contenido
Búsqueda en el resumen
Filter by Categorías
AG Opinión
AGO Alemania
AGO Argentina
AGO Brasil
AGO Colombia
AGO Ecuador
AGO EEUU
AGO España
AGO Francia
AGO Guatemala
AGO Inglaterra
AGO Italia
AGO México
AGO Perú
AGO Portugal
AGO Uruguay
AG Sport NFT Cartoons
Artes Marciales
AGO Artes Marciales
CAG Artes Marciales
Atletismo
Automovilismo
AGO Automovilismo
CAG Automovilismo
Básquet
Baloncesto
NBA
Boxeo
AGO Boxeo
CAG Boxeo
Ciclismo
Cobertura AG Deportes
CAG Alemania
CAG Argentina
CAG Brasil
CAG Colombia
CAG Ecuador
CAG EEUU
CAG España
CAG Francia
CAG Guatemala
CAG Inglaterra
CAG Italia
CAG México
CAG Perú
CAG Portugal
CAG Uruguay
Crypto Gaming Report Review
Crypto Sports Gaming
Editorial
Actores de fútbol
Ag Audio
AG Estadísticas
Fórmula 1
NFL
AGO NFL
CAG NFL
Tenis ATP
Tenis WTA
Torneos Deportivos
Concacaf Liga Campeones
Copa América
Copa del Rey
Copa Libertadores
Copa Mundial
Copa Sudamericana
Eurocopa
Juegos olímpicos
UEFA Champions League

Exhibición azulgrana clásica en el Bernabéu

CORRESPONSAL AG DEPORTES

Alex Gómez

Periodismo Deportivo, España, Corresponsal AG Deportes

Un Barcelona preciso, descarado y valiente trituró a un Real Madrid dócil, impotente y superado. Contundente triunfo azulgrana por 0-4 para seguir con el ‘Efecto Xavi’


La confirmación del FC Barcelona de Xavi Hernández llegó con contundencia en el mejor escenario posible, el día de su estreno en el Santiago Bernabéu, donde castigó con un dominio abrumador a un Real Madrid huérfano sin Karim Benzema, con una falta de intensidad por su cómoda situación en el liderato.

El técnico de Terrassa tomó nota del clásico de la Supercopa e ideó un plan para contener a Vinicius. Araujo fue de la partida y ocupó el lateral derecho en detrimento de Dani Alves. No hubo ninguna sorpresa más en el once catalán salvo la suplencia de Gavi. El Barça necesitaría piernas frescas y garra para la segunda mitad y su entrenador era muy consciente de ello. El Madrid, sin Benzema, salió con un 4-4-2 con el mismo Vinicius y Rodrygo en la punta del ataque. Los blancos echaron mucho de menos al francés.

Fue el Madrid el primero en avisar con un disparo cruzado de Valverde que Ter Stegen, con una gran mano, pudo rechazar. Eran los primeros minutos y poco a poco el Barça empezó a demostrar que esa primera ocasión no era más que un espejismo, pues los azulgranas cogieron el balón y impusieron  su juego sometiendo al conjunto de Ancelotti. Aubameyang, en un brutal estado de forma, daba el primer aviso aprovechando un centro lateral de Ferran que Courtois pudo despejar.

No se puso nervioso el Barça, convencido del método y confiado en que los frutos llegarían más temprano que tarde, recuperando la posesión constantemente en zonas peligrosas, anticipándose desde atrás y siendo agresivo en ataque.

Apretaba el Barça y a la media hora de juego Aubameyang hizo justicia. Dembélé, titular, arrancó la moto y, tras dejar atrás a Nacho, sacó un centro que el delantero gabonés mandó a guardar (0-1). No tenía suficiente un Barça hambriento, con ganas de pasárselo bien y que olía sangre. A la salida de un córner, de nuevo Dembélé se puso el traje de asistente y fue Araujo quien cabeceó a la red (0-2). Los últimos instantes del acto inicial fueron un espectáculo. Fútbol de posición.

Salió en tromba el Barça después de pasar por vestuarios y, después de que Ferran no pudiera convertir una clara ocasión ante Courtois, se quitó la espina clavada dos minutos más tarde. Aprovechando un pase de tacón de un Aubameyang estelar, Ferran no lo pensó dos veces y empalmó de primeras un balón que venía botando y que fue teledirigido a la escuadra (0-3).

Con el Madrid tumbado en la lona y los azulgranas carburando sin parar, el Barça todavía ha quiso hacer más daño y, tras esperar a la decisión final del VAR, celebró el cuarto gol con una vaselina maravillosa de un Aubameyang que acumula ocho goles en los últimos ocho partidos (0-4).

El Barça, más feroz que nunca, olió la sangre. Y no dejó de fabricar ocasiones en busca de la ‘manita’. Todos los delanteros culés pudieron redondear la noche con el quinto gol. No llegó. Aubameyang, Dembélé, Ferran Torres y Memphis, que entró en los últimos compases, se toparon con Courtois, que evitó una goleada de escándalo.

Partido perfecto donde sobran los calificativos. Tras asaltar el Bernabéu, los culés vuelven a Barcelona con los deberes hechos y la sensación de haber enviado un mensaje al mundo: El Barça ha vuelto.

Fotos: FC Barcelona

Twitter: @alexgomezse

Share This

Comparte esta noticia deportiva!

Comparte esta noticia con tus amigos!