Buscar
Elementos generales
Palabras exactas
Búsqueda en el título
Búsqueda en el contenido
Búsqueda en el resumen
Filter by Categorías
AG Opinión
AGO Alemania
AGO Argentina
AGO Brasil
AGO Colombia
AGO Ecuador
AGO EEUU
AGO España
AGO Francia
AGO Guatemala
AGO Inglaterra
AGO Italia
AGO México
AGO Perú
AGO Portugal
AGO Uruguay
AG Sport NFT Cartoons
Artes Marciales
AGO Artes Marciales
CAG Artes Marciales
Atletismo
Automovilismo
AGO Automovilismo
CAG Automovilismo
Básquet
Baloncesto
NBA
Boxeo
AGO Boxeo
CAG Boxeo
Ciclismo
Cobertura AG Deportes
CAG Alemania
CAG Argentina
CAG Brasil
CAG Colombia
CAG Ecuador
CAG EEUU
CAG España
CAG Francia
CAG Guatemala
CAG Inglaterra
CAG Italia
CAG México
CAG Perú
CAG Portugal
CAG Uruguay
Crypto Gaming Report Review
Crypto Sports Gaming
Editorial
Actores de fútbol
Ag Audio
AG Estadísticas
Fórmula 1
NFL
AGO NFL
CAG NFL
Tenis ATP
Tenis WTA
Torneos Deportivos
Concacaf Liga Campeones
Copa América
Copa del Rey
Copa Libertadores
Copa Mundial
Copa Sudamericana
Eurocopa
Juegos olímpicos
UEFA Champions League

El Madrid gana y el Barça regresa

CORRESPONSAL AG DEPORTES

Alex Gómez

Periodismo Deportivo, España, Corresponsal AG Deportes

El conjunto de Xavi cae en las semis de la Supercopa pese a ofrecer una muy buena cara en Riad. Los de Ancelotti sufrieron ante el Barça más motivado de la temporada pero supieron acertar de cara al gol


La Supercopa de España dejó un Clásico como los de antes, de los que da gusto ver, lleno de alternativas y con dos equipos que usaron armas totalmente contrapuestas. Y en esa lucha de estilos, salió vencedor el Real Madrid. Sin hacer un buen partido ni ser mejor que su rival, impuso su pegada ante un gran Barça que acabó derrotado pero que demostró que puede competir de tú a tú ante el eterno rival.

Xavi fue valiente, salió con todo y dejó a Memphis en el banquillo. Carlo Ancelotti perdió a Alaba a última hora. Benzema dio el primer aviso cuando solo se habían jugado dos minutos y el Real Madrid buscó minar la confianza azulgrana desde el primer momento. El guión previsto, un Barça dominador, aunque con poca profundidad, y los blancos, descaradamente a la contra buscando la velocidad, en especial de Vinicius.

Como se esperaba, los blancos buscaron transiciones rápidas para que Vinicius y Asensio pudieran correr al espacio. Y así llegó su tanto. Una pérdida de Sergio Busquets en el centro del campo la aprovechó el delantero brasileño del Real Madrid, que en carrera definió muy bien ante Ter Stegen. Era el minuto 25 y los blancos, hasta entonces más peligrosos cerca del área, ya habían conseguido lo que querían: ponerse por delante.

El tanto provocó la reacción azulgrana, que se encomendó a los centros al área. Luuk de Jong logró rematar uno de Dembélé y otro de Jordi Alba, pero sin precisión. Eran, eso sí, serios avisos.

El Madrid renunció al balón y por momentos también al contragolpe, más allá de un remate lejano de Asensio. Estaba jugando con fuego y el Barça, más por insistencia que por juego, se encontró con un gol. Dembélé buscó el centro al área, Militao despejó de manera deficiente y el balón rebotó en De Jong, que marcó su tercer gol consecutivo poco antes del descanso.

Este Barça lleva semanas mostrando signos de mejoría y es un equipo en construcción, que en la semifinal arrancó con el debutante Ferran Torres, un jugador que llevaba tres partidos como es Dani Alves y otros dos futbolistas que salían de lesión (Araujo y Frenkie de Jong).

Xavi movió el banquillo tras el descanso, metiendo a Pedri y Abde por Frenkie y Ferran Torres, y los cambios convirtieron el partido en un monólogo. El Barça no solo dominaba, sino que llegaba con frecuencia y peligro al área madridista ante un rival superado e incapaz de deshacerse de la presión de su rival. Pedri avisó con un ajustadísimo chut que se fue por poco y Dembélé creó el terror en la zaga blanca, con Carvajal superadísimo. El galo tuvo un par de balones para marcar, pero sus disparos se fueron siempre por poco.

Siguió refrescando el FC Barcelona el ataque. Ansu entró por Luuk. Podía ser el momento, pero quien apareció para salvar los muebles del Madrid fue Karim Benzema. Detectar los problemas de un Barça ya con síntomas de cansancio. Primero se fue de Araujo y envió una rosca al palo. Después, ya no falló. Ter Stegen desvió como pudo, pero el balón le llegó a Carvajal, que asistió al francés para situar el 1-2. Los blancos volvían a ponerse por delante gracias a unos minutos buenos.

El Barça nuevamente tiró de carácter cuando se vio por debajo en el marcador. Xavi quemó sus últimos cartuchos dando entrada a Nico y a Memphis por Gavi y Dani Alves. Y los movimientos volvieron a salir bien, porque el conjunto azulgrana volvió a volcarse sobre el área blanca con asiduidad. El premio a la insistencia llegó mediante Ansu Fati, la estrella que este Barça necesita sin ninguna duda, que cabeceó a gol en el minuto 83. Nos esperaban 30 minutos extras apasionantes en Arabia Saudí.

Dominaba con puño de hierro el conjunto azulgrana en la reanudación, pero también cerraba con solo tres hombres y la defensa muy adelantada. Órdago de Xavi claro. Abde la tuvo en un remate de cabeza y el balón no le duraba más que unos segundos al Madrid… hasta que le llegó su esperada oportunidad.

Esta vez, como en el primer gol, la diana llegó tras un contragolpe letal de los blancos. Fede Valverde remató a gol una rápida transición liderada por Rodrygo. Cuatro atacando, solo Araujo defendiendo.

A contrarreloj y cada vez más cansado, el Barça lo intentó con una defensa de tres. Volcado al ataque, los culés estuvieron cerca de volver a empatar mediante Ez Abde y Memphis. Pero el marcador no se iba a mover. Victoria para un Madrid que el domingo jgará la final ante Atlético o Athletic Club. Por su parte ilusiona este Barcelona, que deja sensaciones muy positivas de cara a lo que esta por llegar. Vuelve el Barça, vuelve el fútbol.

Fotos: FC Barcelona y Libertad Digital

Twitter: @alexgomezse

Share This

Comparte esta noticia deportiva!

Comparte esta noticia con tus amigos!