Pase lo que pase, gane lo que gane, Zinedine Zidane siempre será un entrenador muy discutido.


 

Zidane es un tipo con suerte, así se define él. Con suerte por entrenar al Real Madrid, no por tenerla. Nadie nace con suerte. La suerte se busca y se trabaja, aunque algunos se empeñen en ponerle uno flor al entrenador blanco.

Las últimas declaraciones de Luka Modric a Cadena Cope: “Lo que ha hecho Zidane con nosotros es algo irrepetible. La gente todavía no lo aprecia como entrenador”, ponen de manifiesto una verdad dicha a gritos, pero que algunos se empeñan en no ver. Nadie conoce a un entrenador como sus jugadores. Para bien o para mal, los jugadores tienen que convivir día a día con su míster, quien los dirige con un único objetivo: ganar cuando toque.

El francés tiene errores, como todos. Errar es humano, algo intrínseco a nuestra naturaleza. Lo que no es normal es regodearse de sus errores, magnificando cada vez que el bueno de ‘Zizou’ no hace los cambios a tiempo o aparta a jugadores. Sus dos principales errores por otra parte. Muchos periodistas y ‘eruditos’ del fútbol esperan agazapados a que falle, y cuando esto ocurre, hacen mucho ruido. Zidane recibe golpes de todos los colores, pero él nunca pone mala cara, nunca tiene una mala palabra. ¿Su respuesta ante esto? Trabajar en silencio.

Zidane

Una vez cerrado el apartado de los errores, pasemos a centrarnos en la parte positiva. Zinedine Zidane es un magnífico gestor, algo fundamental cuando entrenas a un equipo como el Real Madrid. Pero además, y como ya le ocurría al Zidane futbolista, ve cosas que nadie ve. Puede hacer cambios inexplicables o alineaciones ‘rándom’, pero le sale bien. Y no le sale bien porque tenga una ‘flor’ que vela por su suerte. Le sale bien porque conoce a sus jugadores, al rival, y porque lleva muchas horas de trabajo a sus espaldas preparando los partidos.

En las mesas de debate, nadie se suele poner de acuerdo en si es un buen técnico o no. Bien, pasemos a los títulos ganados como entrenador, que el palmarés no miente. Pragmatismo, vamos. Zidane ha ganado 3 Champions League, 2 Ligas españolas, 2 Supercopas de España, 2 Supercopas de Europa y 2 Mundialitos. Todo ello en menos de 5 años al frente del equipo blanco. ¿Todavía alguien duda de si es un buen entrenador? No hay más preguntas señoría.

Y para acabar, suscribiré cada una de las palabras de alguien que de fútbol sabe un rato, Jorge Valdano, refiriéndose a la vuelta de Zidane al Real Madrid: “En su arriesgado regreso al club, se encontró una plantilla con otra relación de fuerzas y, después de una difícil travesía, comprometió al equipo para un reparto más democrático del gol (21 jugadores marcaron en esta triunfal Liga) y para defender la propia portería como un solo hombre (solo 23 goles en contra). Llegados a este punto, es hora de reconocer que Zidane es el mejor entrenador posible para cualquier Real Madrid”. 17/07/2020.

Imágenes: Twitter

Twitter: @EmiHuertas_