El Valencia C.F. consigue una contundente victoria frente al Yeclano y consigue darse un respiro después de una muy mala racha


Después de lo ocurrido en Terrassa en la anterior eliminatoria de copa, el Valencia sabia que no podía relajarse ni un minuto y así lo ha demostrado en los primeros minutos del partido de hoy.

El Valencia saltó al campo con una alineación plagada de suplentes y canteranos, pero estos no decepcionaron. Todos los jugadores disputaron el partido a una intensidad muy alta para que no pasase lo mismo que en la anterior eliminatoria y también, porque no, para intentar ir haciéndose un hueco en el 11 inicial. Los titulares habituales como Guedes y Račić entre otros, no se relajaron y demostraron un gran nivel, sobre todo, el último mencionado; Uroš Račić.

El partido comenzó con una gran intensidad del Valencia, que en el minuto 9, consiguió meter el 0-2, el primero de Kang In y el segundo de Račić. Aún así, es de admirar que el Yeclano no bajase los brazos y fuese a por el partido en todo momento. Y para acabar la primera parte, en el minuto 34, Rubén Sobrino metió el 0-3 a pase del Manu Vallejo

Nada más comenzar la segunda mitad, el Yeclano sorprendió en el minuto 46, metiendo su único gol del partido. Desde ese momento, el conjunto murciano metió una marcha más y estuvo a punto de recortar la distancia en el marcador en varias ocasiones. Aunque toda emoción por conseguir el empate se disiparía pocos minutos después ya que Correia metió el 1-4 en el minuto 53, cerrando así el partido. Desde ese momento, aunque ambos equipos tuviesen algunas ocasiones más, los dos conjuntos bajaron la intensidad de una manera muy notoria.

Cabe elogiar el esfuerzo del Yeclano que debe irse a casa con la cabeza alta. Y el Valencia que mañana sabrá contra quién se enfrentará en la próxima eliminatoria copera.

Foto: Valencia C.F.

Twitter: @fer47pontesB