Un poderoso en la cuerda floja

Comparte esta pubicación

La decaída del poderoso de la montaña es evidente. Las malas decisiones de las directivas, el poco fútbol que muestran sus  jugadores y los malos resultados hacen un tiempo de crisis en el club


Independiente Medellín vive uno de los momentos más complicados de los últimos años.  Su protagonismo en los primeros lugares de la tabla no se ha visto en este semestre. Los cambios bruscos de técnico han desestabilizado al poderoso. Razones que lo llevan a perder finales y a sufrir en la última fecha para clasificar a las  fases finales  de la Liga Águila.

La llegada del técnico argentino Luis Zubeldía, en diciembre del 2016 generaba una gran expectativa. Retos como la Liga Águila, la Copa Águila, la Súper Liga Águila y la Copa Libertadores, eran las principales aspiraciónes para poder alcanzar la gloria. Pero ocurrió todo lo contrario, el fracaso de Zubeldía fue rotundo.

No ganar la Súper Liga, ni llegar a la final de la Liga Águila, ni tener una buena presentación en la Copa Libertadores. Hicieron que el argentino dimitiera como técnico del equipo en junio del presente año. Dándole paso al entrenador  Juan José Peláez, quien ya había dirigido en dos ocasiones al equipo antioqueño.

La mala gestión

Si bien a Peláez se le auguraban éxitos en su proceso, las directivas no tuvieron el mejor trato hacia él. Claramente no logro tener una buena presentación en la copa Sudamericana. Pero, si logró llevar al poderoso a la final de la Copa Águila y mantenerlo en el grupo de los ocho hasta su último partido al mando.

Es desafortunado, que tres días antes de jugar la final de la Copa Águila su contrato le haya sido terminado. Claramente se nota la falta de profesionalismo por parte de las directivas, al despedir un técnico a puertas de una final. El resultado era de esperarse, el equipo antioqueño pierde la final de la copa y se complica para clasificar a las fases finales de la Liga Águila.

Aunque  depende de sí mismo, en su ultimo partido visita  al Atlético Nacional.  No la tiene fácil, no existe un proceso futbolístico entre el técnico encargado Ricardo Calle y los jugadores. No se sabe cual sea el futuro del equipo. Lo único claro, es que se juegan una final adelantada. Una final, que de ganarla, les ayudaría a recuperar la confianza.

Foto: deportivoindependientemedellin.com
Twitter: @Alejanmurcia

 

Comparte esta pubicación