Seleccionar página

Un Calamar de Primera

Un Calamar de Primera

Platense volvió a la máxima categoría del fútbol argentino después de 22 años de competir en el ascenso. Un histórico que se despierta y vuelve a su lugar
________________________________________________________

Día histórico para todo el pueblo marrón de Saavedra, Platense es de Primera y en pocos días competirá en la flamante Copa Diego Armando Maradona. El Calamar le ganó la final del reducido a Estudiantes de Río Cuarto por penales, tras igualar 1 a 1.

Accedió al reducido tras quedarse en la puerta de la final por el primer ascenso, la cual jugaron Estudiantes y Sarmiento, donde el Kiwi logró ganar y sacar boleta a la Liga Profesional. El primer encuentro de Platense fue por los Cuartos de final ante Deportivo Riestra y pasó por penales luego de empatar sin goles.

En la semifinal se enfrentó a Atlético de Rafaela, un rival complicado que venía de dejar afuera a uno de los candidatos como fue Quilmes. El Marrón jugó un gran encuentro y ganó 2 a 0 con goles de Luciano Reclade y Franco Pedro Baldassarra. De esta manera llegó a la final por el segundo ascenso ante el León cordobés.

Gran expectativa por el partido, porque jugaban el partido más importante de los últimos 25 años. No pudo arrancar mejor el partido para Platense ya que a los 5 minutos Matías Tissera convirtió tras un error defensivo. Cerca del final del primer tiempo, Ibrahim Hesar estampó el empate con un golazo de volea.

El complemento fue tenso y emocionante aunque no pudieron sacar diferencias y terminaron en los penales. Allí Platense fue más efectivo, convirtió sus cuatro penales y Estudiantes falló dos. El Calamar vuelve a primera luego de 21 años y 7 meses de jugar en la B Nacional y también en la B Metropolitana (3ra categoría del fútbol argentino).

La última temporada en la máxima categoría fue en 1998/1999 que decretó su descenso tras varios años de caminar por la cornisa.  Triunfo contra Estudiantes de La Plata por 2 a 0 con gritos de Cristian Verón y Walter Coyette.

Así después de tantos años de sufrimiento, malas campañas, problemas económicos y frustraciones, Platense vuelve al lugar donde pertenece y donde muchos años de su histria compitió. El Calamar es de Primera.

Sobre el Autor