El tiburón se queda sin su sueño continental

Comparte esta pubicación

Los barranquilleros cayeron 2-0 ante el Flamengo de Brasil y dieron por terminadas sus aspiraciones por alcanzar el sueño de ser campeones del continente


Junior de Barranquilla deja de lado el sueño de la triple corona y se enfoca únicamente en la Liga Águila. Buscará obtener una estrella más, que le ayude a pasar el trago amargo que le dejó la eliminación de los torneos internacionales.

Los tiburones se reforzaron para el segundo semestre del presente año con jugadores importantes. La llegada de Yimmi Chará como la contratación más cara que haya existido en la historia del fútbol colombiano, era la principal apuesta de los tiburones. Sumado a esta, la llegada del hijo de la casa, Teófilo Gutiérrez, mostraba que el junior estaba equipándose para conseguir la triple corona. Copa Águila, Liga Águila y Copa Sudamericana.

El comienzo en los tres torneos fue como se suponía. Su protagonismo, siempre lo dio como favorito para conseguir el tricampeonato. Salió campeón de la Copa Águila al vencer 3-1 en el marcador global al Independiente Medellín. En la Copa Sudamericana tuvo una buena presentación. Consiguió resultados importantes que lo llevaron a clasificarse a las semifinales de este torneo. Lo cual los motivaba pues ya eran 23 años sin que Junior llegara a estas instancias en un torneo internacional. Y en la Liga Águila, terminó la fase del todos contra todos, liderando la tabla.

Sorprendentemente, Junior quedó eliminado del torneo al que más le apostaba. La Copa Sudamericana, se había convertido en una ambición para el equipo tiburón.  Los errores defensivos fueron evidentes. Además, la falta de eficacia para marcar en el arco contrario y el  desperdicio de un penalti, le costaron su eliminación de esta prestigiosa copa.

Pasar la pagina

Sin duda alguna, el final del año para Junior no será como se esperaba. El sueño de la triple corona se terminó. No les queda más que afrontar el partido de vuelta de los cuartos de final frente al América de Cali. Van rumbo a conseguir su octava estrella, por lo que ya dejan atrás la dura derrota y eliminación de la Sudamericana y empiezan a fijarse nuevos objetivos.

De la mano de Julio Comesaña, Junior en  solo 6 meses pudo formar un equipo que lo podía ganar todo. Un equipo que aún tiene mucho por mostrar. Se ilusiona no solo con dar su octava vuelta olímpica al finalizar este 2017. También, con poder hacer una buena presentación en la Copa Libertadores del próximo año. Al igual que en lo otros dos torneos locales (Copa Águila y Liga Águila).

Las directivas piensan en hacer una inversión para el primer semestre del año que viene, con el propósito de reforzar aun mas la plantilla que actualmente tiene. Junior es un equipo que, a pesar de su corto proceso, ha demostrado que esta para grandes cosas. Por lo que para el año 2018, nuevamente le apostara al sueño continental.

Foto: @JuniorClubSA

Twitter: @Alejanmurcia

 

Comparte esta pubicación