Comparte esta pubicación

Rayo y Albacete disputarán este miércoles en Vallecas el primer “partido” tras el parón. Un choque que oficialmente será el más largo de la historia del fútbol español


Si te pones a pensar, puede que no haya un lugar más puro, más auténtico y atípico que Vallecas para reanudar la alta competición en España. No es Primera, es Segunda, pero huele a Primera más que nunca. En la tele se habla de que el derbi sevillano abrirá la competición de nuevo en España. En los círculos de los verdaderos amantes del fútbol, que será en Vallecas. Y no en un partido normal. Solo se disputarán 45 min. de un enfrentamiento que se suspendió de forma singular allá por diciembre de 2019, recuerden. Roman Zozulia, quien tenía una vieja “amistad” con los vallecanos, recibió varios insultos (o recordatorios de su ideología, como quieran llamarlo) al encarar el túnel de vestuarios. El resto ya es historia.

Casi 6 meses después, por fin sabremos el desenlace del partido más largo de la historia del fútbol español. Aunque la resolución “social” de aquel partido ya se supo en el momento que se condenó ese acto, y no los otros (muchos) actos racistas que llevamos viendo durante tanto tiempo. Pero centrémonos en el fútbol, que ya hay ‘mono’. Ambos equipos disputarán tan solo la segunda parte. El resultado era de 0-0 y el Albacete parte con uno menos por la expulsión de Eddy Silvestre, por lo que el Rayo a priori tiene cierta ventaja. Digo a priori porque los rayistas tuvieron una vuelta al trabajo un tanto convulsa, y habrá que ver como llegan.

vallecas

Como anécdotas, que las hay pese a todo, Embarba ya no será el capitán del Rayo, puesto que se marchó al Espanyol en el mercado de invierno. Tampoco se sentará en el banquillo visitante el mismo entrenador del conjunto manchego. En su día fue Ramis, ahora será Lucas Alcaraz. Las vueltas que da la vida…

Y es que tenía que ser en Vallecas. En ese estadio donde todo pasa, donde se han visto tantísimas cosas. Capaz de lo mejor y de lo peor. Será sin público, perdiéndose así la esencia del fútbol. Pero a eso ya se acostumbraron al inicio de competición. Acuérdense del conflicto equipo-directiva-afición-etc., que hizo de Vallecas un campo mudo. Un silencio que dolía a los rayistas y a todo amante del fútbol que se precie, y que se repetirá este miércoles por desgracia.

Pero vuelve el fútbol, lo que para muchos será un oasis en medio de tanto desierto. Y toca celebrar, porque el deporte también es vida.

Imágenes: Twitter

Twitter: @EmiHuertas_

Comparte esta pubicación