Comparte esta pubicación

Sevilla y Betis viven situaciones parecidas. Los sevillistas llevan cuatro empates y un victoria en cinco partidos. Los béticos llevan tres derrotas, un empate y una victoria


Con esta nueva situación en la que hay partido cada, prácticamente, 72 horas no hay tiempo de mirar atrás. Pero Sevilla y Betis parecen estar acomodándose a esta nueva normalidad. Y es que desde el parón ambos equipos solo han sido capaces de sacar los tres puntos en una ocasión.

El Betis comenzaba enfrentándose al Sevilla en el derbi en el partido que abría La Liga después del parón. Parecía que esto no afectaría demasiado a los equipos pero con el paso de las jornadas se está viendo como ha afectado bastante. En este primer encuentro, el Sevilla se llevaba la victoria por 2-0 y el Betis no dejaba buenas sensaciones.

Dio sensación de un equipo plano, sin las ideas claras y con falta de gol. Con el paso de los partidos se ha visto que estas circunstancias no eran fruto de la casualidad en un solo partido.

En la jornada posterior al derbi, el conjunto dirigido entonces por Rubi parecía mostrar un atisbo de mejoría. Pero Soldado con su gol en el descuento disipaba alguna duda. Empate que no servía de mucho. Pocos días después en un encuentro exigente como es el Athletic Club, el Betis mejoró su juego pero aun así no fue capaz de sacar ni siquiera un empate del Nuevo San Mamés. Tras esta derrota Rubi era destituido.

Con Alexis Trujillo ya como entrenador conseguían los primeros tres puntos ante el último clasificado, el Espanyol. Pero todo ello fue un parche para una herida que se ha agravado con la derrota en La Nucía ante el Levante.

El conjunto granota ha sido capaz de sacar de sus casillas a los béticos. Entre Barragán y Bartra se encargaron, con sendos errores, de dejar al Levante con dos goles por encima del marcador. Tras el descanso y con los cambios de Trujillo, el equipo de Paco López volvió a ampliar su ventaja hasta ponerse con 4-0. El Betis pareció reaccionar en los últimos 20 minutos y maquillar el resultado gracias a Canales y Juanmi (4-2).

El Sevilla se abona al empate

El Sevilla ha realizado el camino inverso a los béticos. Comenzó ganando el derbi por 2-0 dejando muy buenas sensaciones. Dejando una imagen notable, que parecía no haberse visto afectado por el parón. Un equipo muy seguro en defensa y que en ataque tenía las ideas claras y aprovechaba las ocasiones.

Pero todo ello se empezó a torcer a partir de la siguiente jornada. El conjunto de Nervión visitaba La Nucía (nuevo estadio del Levante) y cuando parecía llevarse los tres puntos, en los últimos instantes un error de Diego Carlos le daba el empate a los granotas.

El siguiente encuentro, el más complicado, fue otro empate más. El Barcelona visitaba el Sánchez Pizjuán para seguir como líder, pero se vio un Sevilla férreo en defensa y que sino llega ser por Ter Stegen podría haber salido victorioso del encuentro.

En la penúltima jornada, el conjunto de Lopetegui visitaba La Cerámica para enfrentarse al Villareal. Un encuentro de vital importancia porque el Atlético de Madrid le había arrebatado la tercera plaza y el Villarreal si conseguía la victoria se acercaba a la “zona Champions”. Pero entre Escudero y Munir consiguieron, al menos, un punto para los rojiblancos.

En la última, el Valladolid necesitaba puntuar sino quería meterse en problemas de cara a la salvación. El Sevilla también necesitaba puntuar para no quedarse atrás en la pelea por la tercera plaza. Kiko Olivas adelantó a los vallisoletanos en la primera media hora, pero Ocampos, de penalti, le daba al Sevilla su cuarto empate consecutivo.

El Sevilla visitará Leganés para romper con esta mala racha de empates. El Betis recibe al Villarreal en otro encuentro más que complicado.

Fuente: Real Betis

Twitter: @acamposg_

Comparte esta pubicación