El nuevo director deportivo del Real Betis ha realizado uno de los mejores mercados de fichajes de la Primera División española


Tras una década con la cabeza perdida, parece ser que el Real Betis ha encontrado algo de estabilidad. Y esta ha llegado de la mano de una leyenda del club como es Lorenzo Serra Ferrer. El considerado mejor entrenador de la historia verdiblanca es el actual director deportivo del Betis. Una gran gestión por parte del ex técnico ha ilusionado a la grada de Heliópolis, fichando bien y deshaciéndose de la mayoría de los descartes. Aunque quedan algo menos de 24 horas para que se cierre el mercado de fichajes, en el Benito Villamarín ya lo dan por cerrado.

Fichajes de nivel

El primer fichaje para el nuevo Betis fue la cabeza visible del banquillo, el nuevo entrenador. Tras cuajar una buena temporada en las Palmas, Quique Setién fue el elegido por el equipo sevillano. Y ya desde el principio de verano empezó a trabajar la maquinaria del club verdiblanco. Sólo tenían segura una cosa: el equipo necesitaba una reestructuración total. Desde la defensa a la delantera, el club verdiblanco tiene hasta 12 altas: siete fichajes, tres cesiones, un jugador que vuelve tras cesión y un jugador del filial.

En los fichajes ha estado la clave de este nuevo Betis. Un centro del campo renovado por completo y que es lo más prometedor de este equipo. Serra Ferrer no ha escatimado en gastos y hasta 18 millones de euros han ido destinados al centro del campo. Los dos fichajes más caros del Betis este año han sido de hecho para esta zona del campo: Camarasa y Boudebouz por 7 millones de euros cada uno. El mediocentro español del Levante y, sobre todo, el mediocentro defensivo franco-argelino ex del Montpellier son los que más expectativas generan este año.

Las grandes ilusiones

Ryad Boudebouz cuenta con 50 goles y 54 asistencias en sus 326 partidos, cifras altas para ser un jugador de corte defensivo. El jugador ha sido pretendido por grandes clubes europeos y se ha decantado finalmente por el Betis. Sabe que en el equipo de Heliópolis va a contar con minutos y será una de las estrellas del equipo.

Serra Ferrer se ha caracterizado este año por fichar bien y barato. Y eso se ha visto muy claro en Andrés Guardado. El ex jugador del Deportivo de la Coruña y Valencia ha llegado a Sevilla por 2,5 millones de euros. Una cantidad bastante asumible en comparación a la calidad que este jugador atesora. El mexicano es un trotamundos que ha jugado en equipos como Bayern Leverkusen o PSV, de donde fue despedido como un héroe. Allí en Holanda ganó dos ligas y dos supercopas. Ha sido nombrado capitán en su primera temporada en Heliópolis.

Por 2,5 millones de euros ha fichado el Betis a Feddal, quien el año pasado disputó una grandísima temporada en el Alavés. El marroquí ha jugado en varios clubes de divisiones menores españolas. Siena, Parma, Palermo, Levante y Alavés son los clubes de mayor nivel en los que este central ha militado.

Un mercado muy español

El fichaje más caro del Betis, junto con Boudebouz, ha sido Camarasa. El valenciano ex del Levante realizó una gran campaña el pasado año en el Alavés como cedido. Los 7 millones que la directiva hispalense ha invertido en él son una apuesta. El mediocentro de corte ofensivo será la brújula de este nuevo Betis.

Hay veces que los clubes se arrepienten de dejar marchar a sus jugadores. Ese ha sido el caso de Sergio León. El canterano del Betis salió gratis en su momento dirección al Reus catalán. Tras pasar por Elche, Murcia y Llagostera recaló en Osasuna. En el club navarro ha cuajado grandes actuaciones y eso no ha pasado desapercibido para el club verdiblanco, que ha pagado 3,5 millones de euros por él. Vuelve a casa un jugador con hambre de gol y el papel de hacer olvidar,por seis meses, a Rubén Castro.

Uno de los fichajes más caros que ha realizado el club hispalense ha sido el de Cristian Tello. El extremo izquierdo, ex del FC Barcelona entre otros, ha recalado en el Betis por 4 millones de euros. Un jugador que cuenta con un largo recorrido ya que ha jugado en clubes como la Fiorentina o el Oporto. Prometía ser un jugador con una gran potencial pero la competitividad en can Barça no lo dejó explotar del todo. Este año se verá si en el Betis consigue encontrar su hueco.

El fichaje más barato de esta temporada ha sido el español Javi García. El jugador llega al Betis por 1,5 millones de euros. El madrileño ha pasado por grandes clubes como Real Madrid, Benfica, Manchester City o Zenit de San Petesburgo. Este jugador que desempeña la posición de pivote cuenta con mucha experiencia y un amplio palmarés. Su veteranía puede ser clave en este nuevo Betis.

Cesiones y cantera

Tras pasar la pretemporada con el primer equipo, Juanjo Narváez contará con ficha en el primer equipo del Real Betis. El colombiano es muy del agrado de Quique Setién y le servirá para reforzar, aún más, el centro del campo. Es un mediocentro ofensivo con mucha proyección y futuro, pese a que tiene mucho margen de mejora por delante. Otro que llega al club verdiblanco, esta vez desde el Elche, es Fabián. Tras pasar una temporada allí cedido, el mediocentro parece entrar en los planes del míster aunque tendrá mucha competencia por su puesto.

Tres son los jugadores que llegan cedidos al club hispalense esta temporada. Jordi Amat llega procedente del Swansea inglés. El central que jugara en Espanyol y Rayo Vallecano aterriza en Sevilla tras 4 temporadas en Inglaterra. En este período no ha contado con los minutos esperados en su club y ha decidido buscarlos fuera. El Betis le ofrecía la oportunidad de volver a la Liga Española y de contar con minutos, así que el jugador lo tuvo claro.

Otro español que ha recalado en el Betis en calidad de cedido es Barragán. El jugador ya conoce la Primera División española. Jugó en clubes como el Deportivo, Valladolid o Valencia. Actualmente es propiedad del Middlesbrough. Un lateral con recorrido y sangre para la banda del Benito Villamarín.

La última incorporación del club hispalense aterrizó el 31 de agosto y es un viejo conocido de su afición. Joel Campbell vuelve a un club donde despuntó pese a que sólo estuvo cedido una temporada. El costarricense es un trotamundos que ha jugado en ocho clubes distintos. Lleva en el Arsenal desde el 2011 y desde entonces ha estado vagando por varios clubes sin encontrar su puesto. Vuelve a la delantera de un equipo que lo necesita y donde sabe que es querido. Serra Ferrer reservó esta guinda para el final de mercado y a la afición le ha encantado.

Algunas despedidas duelen más que otras

Habiendo finalizado las altas, el apartado de bajas del Betis también ha estado ajetreado este verano. La más destacada la de Dani Ceballos al Real Madrid por 16,5 millones de euros. El canterano ha salido por la puerta de atrás del club y la afición se la tiene jurada. Nadie quiere volverlo a ver con la elástica verdiblanca. El lateral derecho Cristiano Piccini ha abandonado la disciplina hispalense camino a Portugal. Concretamente al Sporting de Portugal.

Portillo, Pacheco y Bruno han salido en dirección a Getafe, donde los dos primeros estuvieron ya la pasada campaña como cedidos. Para liberar espacio han salido jugadores como Petros, al Sao Paulo, o Jonás Martin, al Strasbourg. Rubén Pardo y Ryan Donk han abandonado el combinado bético al terminar sus respectivas cesiones. Jugadores que, con los fichajes que han llegado, la grada posiblemente no echará de menos.

Álvaro Cejudo ha salido con carta de libertad hacia el Western Sidney australiano. Por su parte Manu Herrera se ha dirigido al Osasuna y Alex Martínez al Granada. Digard y Zozulia se han desvinculado del club y actualmente está sin equipo. En calidad de cedido han salido Germán Pezzella rumbo a la Fiorentina, Alex Alegría al Levante, Brasanac al Leganés y Rubén Castro al Guizhou Hengfeng Zhicheng chino.

Esta última salida es sólo por seis meses, entonces Rubén Castro decidirá si seguir en China. El mejor jugador y máximo goleador de la historia verdiblanca tiene en la palma de su mano la decisión.

La renovación ha comenzado

Tras la gran gestión realizada por Serra Ferrer sólo queda ver cómo funciona este Betis. Disputados dos partidos, derrota frente al FC Barcelona y victoria frente al Celta de Vigo, el club ha dejado claro que su problema está en la defensa. Las carencias defensivas condenan al equipo de Setién. Por el contrario, su centro del campo está demostrando que las expectativas que en él se habían puesto no son infundadas. Pese a todo hay que dejar margen de mejora, queda mucha liga por delante. El espectáculo sólo acaba de empezar.

Foto: Real Betis Balompié

Twitter: @PabloS_16