Comparte esta pubicación

River Plate ganó a Boca Juniors por 3-1 en un partido histórico que pasará a los anales del deporte


River Plate sigue haciendo historia de la mano de Gallardo, un técnico que ya tiene en su palmarés dos Libertadores, de las cuatro que configura River en su historia. El Bernabéu fue testigo de un éxito sin precedentes en la historia del fútbol que supuso un inicio en la nueva etapa moderna que puede llegar a ser letal en este mundo. Los de Gallardo conquistaron el Bernabéu, quizás le faltó buen fútbol, pero a falta de eso sí tuvieron la valentía que a Boca le faltó.

El Bernabéu vibró con una exhibición de pasión que contagió a miles de hinchas españoles que, en teoría, solo iban para ver el fútbol. No fue así. No. Claro que no. El fútbol se ve, pero también se sufre, se grita y, sobre todo, se disfruta porque estamos hablando del deporte rey. Un deporte que juntó a más de 80.000 personas en un solo recinto, capaz de aguantar eso y mucho más. Así es increíble.

Según apunta Marca, lo único que faltó para completar el círculo de un triunfo al uso fue que no vimos vuelta olímpica, pues la mitad (más una) de la cancha estaba poblada por colores xeneizes. Pero sí, por ejemplo, muchos jugadores de River fueron a saludar a los hinchas de Boca. Y no pasa nada, pibes.

Los planes del equipo millonario en su futuro inmediato siguen la lógica deportiva. No volverán al país para festejar con su gente ya que deberán prepararse para el próximo desafío. El martes viajarán a Abu Dhabi, la ciudad en donde se celebra la última competencia del año y en donde podrían enfrentarse al Real Madrid, en una hipotética final.

Foto: Agencias.

Comparte esta pubicación