Primero Canales y ahora Guardado renuevan en un Betis que parece estar levantando cabeza, tras un inicio de temporada complicado


Desde que llegara en verano de 2018, Sergio Canales se ha hecho un hueco en el corazón de todos los aficionados del Real Betis. Aunque el inicio de temporada y el final de la pasada no fueron fáciles para él, parece estar recuperando ese fútbol que maravilló en Santander y le llevó al Real Madrid. Pero sus lesiones le truncaron su carrera y llegó al Betis para volver a ser el que era. Esto parece estar volviendo a su cauce y Canales está siendo una de los mejores futbolistas en este Betis.

A su ampliación de contrato, que será hasta junio de 2023, viene acompañada una subida de clausula. El precio de su fichaje desde que llegara a la capital hispalense era de 40 millones y, ahora, se la ha ampliado a los 60 millones, protegiédole de cualquier interés de un club de mayor prestigio. Canales está muy cómodo con su situación en Sevilla, al igual que su familia. Lo que es un alivio para el conjunto de La Palmera.

Posteriormente, ha llegado la renovación de Andrés Guardado. El mexicano, piedra fundamental en el Betis y en la selección de México, acaba de cumplir 33 años y el club le ha querido recompensar por su rendimiento y su trayectoria futbolística.

Algo que no termina de convencer a los aficionados porque le ven con una edad algo elevada y no creen que sea capaz de aumentar su nivel. Sin embargo, el Betis cree todo lo contrario a esto y por ello le ha recompensado con esta ampliación en la vinculación de su contrato. Seguirá vistiendo los colores verdiblancos hasta junio de 2022.

Desde que llegó a la Liga Española ha disputado casi un centenar de partidos, quedándole 16 partidos para alcanzar esta cifra.

Fuente: Real Betis

Twitter: @abrahamcg_