El club con más socios en Segunda B y su supervivencia

Comparte esta pubicación

El Recreativo de Huelva se ha convertido en el primer club de Segunda B en alcanzar la cifra de 10.000 socios, pese a los problemas económicos y estructurales que acechan al club decano desde hace tres años


La afición del Recre ha vuelto a demostrar durante la campaña de abonados que es mucho más que un equipo que compite en Segunda División B, la categoría de bronce del fútbol español. Una vez más, y van varias durante los últimos dos años, ha vuelto a quedar demostrado que lo más especial que tiene el Recreativo es esa masa social que mueve a pesar de las dificultades que el decano del fútbol español lleva pasando casi un lustro tanto en el plano deportivo como en el institucional. A pesar de todo, la gente de Huelva, nunca le ha fallado, y nunca le fallará.

No le falló en los días gloriosos, cuando el equipo onubense encadenó dos ascensos a Primera División en la década del 2000, aquellos 3 años en Primera División consecutivos, y aquella final de Copa; tampoco lo hizo aquel 19 de Marzo cuando pudo ser el último partido disputado en el Colombino, aquel día frente al Granada B, donde todos empujaron el gol de Rubén Mesa, con un estadio lleno hasta la bandera para ver un encuentro de Segunda B, era el Recre, y podía ser su último partido. La pasada temporada se pusieron los cimientos para que el Recreativo de Huelva fuese la seña de identidad, una vez más, de toda la ciudad de Huelva, esta temporada lo será aún más si cabe. El Recre, decano del fútbol español, es el equipo con más socios de toda la Segunda División B, dónde compiten otros equipos históricos como el Real Murcia, el Racing de Santander, RCD Mallorca, Hércules CF o el Elche.

Precisamente fue aquel día, aquel mágico 19 de Marzo de 2016, aquella semana previa al partido frente al Granada B, cuando el Recre se encontraba en puestos de promoción de descenso a Tercera División y con una situación muy delicada, jugadores y empleados no cobraban, un equipo plenamente abandonado por el dueño, Pablo Comas, cuando todo empezó a cambiar. La afición del Recre se dio cuenta de que todo dependía de ellos, la supervivencia de lo que siempre creyeron propio, dependía de la afición albiazul.

Ha pasado un año y medio, entremedio hemos vivido 2 salvaciones épicas, una expropiación del ayuntamiento onubense con intervención de la Junta de Andalucía declarándolo como un BIC, mucho sufrimiento por parte de la afición, empleados y futbolistas, después de prácticamente dos años sin recibir su correspondiente mensualidad, con toda la afición pendiente del último día para pagar las deudas, o el club descendería a Tercera con lo que ello suponia para este equipo, la desaparición del club. Eran tiempos turbios.

Todavía no ha pasado el peligro, el decano sigue sin estar a salvo de todo esto, pero si parece que ha pasado lo peor para el club andaluz. Esta temporada tras no lograr hacerse con un nuevo dueño que cumpliera los requisitos establecidos por el consistorio onubense, la confección de la plantilla ha quedado en manos de Juanma López, reconocido representante de futbolistas, mientras que el ayuntamiento sigue manteniendo las acciones del Recreativo. La llegada de Juanma López ha permitido dar un vuelco a la plantilla de los últimos dos años, trayendo jugadores con experiencia, representados suyos, pero jugadores con calidad y experiencia para la Segunda División B; ha permitido reactivar deportivamente al Recre, prácticamente a coste cero. Todo estará comandado por Javi Casquero, que ha dado el salto a los banquillos de primer nivel.

Se puede decir que es la mejor plantilla que el Recreativo ha tenido desde que descendió a Segunda División B en 2015, destacando las incorporaciones de futbolistas con experiencia en la categoría de bronce como Marc Martinez y Boris Garrós, zamora y pichichi del grupo III la pasada temporada respectivamente, asi como la llegada de futbolistas procedentes de categorías superiores como Jonathan Vila o Carlos Calvo, que han llegado procedentes del Oviedo y el Cádiz con la esperanza de tener más oportunidades en un conjunto potente de la categoría de bronce. Carlos Lazo, cedido por el Real Madrid, y ex del Castilla, apunta a ser el fichaje estrella de un equipo que está destinado a pelear por cotas más altas durante la presente temporada. Tras la retirada de Jesús Vázquez, el equipo es capitaneado por Antonio Nuñez, en la que probablemente será su última temporada como profesional.

Tenga mejor o peor plantilla, hay algo que hace especial al Recre. Su condición de decano del fútbol español. Aquella razón por la que los onubenses lucharon incansablemente hasta salvar a su equipo de la desaparición durante un verano muy complicado, logrando en una campaña de salvación recaudar cerca de 1 millón de euros para pagar las deudas del club. El Recre siempre será un equipo especial, juegue en la categoría que juegue. El Recre vive, su corazón late con fuerza y por él corre sangre blanca y azul.

Foto: @joseleruizfotos

Comparte esta pubicación