Vinicius y Benzema marcan y el Madrid es líder antes del parón de Selecciones. Courtois salvó a un Real Madrid que terminó apagándose


Los cambios ante el Valladolid en la anterior jornada le sirvieron a Zidane para utilizarlos como titulares frente al Levante. Volviendo al sistema habitual (4-3-3) el francés apostó por Vinicius y Marco Asensio en las bandas. Le ha salido bien, con un “pero” de por medio.

Con una velocidad de balón menor a la segunda mitad, el Madrid comenzó dominando pero a los tres minutos ya se llevó la primera mala noticia con la tarjeta amarilla a Casemiro, que se salvó de la segunda. A los quince minutos de juego, en un balón rebotado tras un saque de esquina, Vinicius tuvo tiempo de controlar, mirar la portería y enchufar una rosca en el que Aitor Fernández poco pudo hacer con tanto futbolista delante.

La segunda parte empezó mejor que toda la primera, pero de nuevo el Madrid se fue apagando, sobre todo en el centro del campo. En los primeros diez minutos se pudo haber sentenciado el partido, pero Benzema y Vinicius fallaron ocasiones muy claras.

Perdonar en esta profesión es pecado. Tuvo que intervenir Courtois en varias ocasiones para evitar una remontada agónica. De nuevo, el belga es el mejor del equipo consagrándose como los mejores del momento. El técnico apostó por Lucas Vázquez y Rodrygo para sustituir las bandas. Antes del descuento Odegaard e Isco poco pudieron hacer cuando suplieron a Valverde y Modric, que ya estaban con la batería agotada.

A pesar de ser líder antes del parón, el Real Madrid aun siempre dudas, con un Benzema más pastoso que en otras ocasiones pero que al final recortó exquisitamente para matar el partido. Los fallos vinieron en los remates y en los pases, cosa que no puede permitirse el actual campeón de Liga. “Después del parón estaremos mejor”, aclaró Vinicius, que se ha ganado la titularidad hasta el momento.

Imagen: Real Madrid

Twitter:@JuanDeCodina4