El Presidente del CSD, José Ramón Lete, ha solicitado ante los medios de comunicación a Villar, su homónimo en la RFEF, que dimita por el bien del fútbol español. De lo contrario se procedería con una moción de censura


Sin duda que el último verano ha estado cargado de tensión y noticias de gravedad para el fútbol español. Todo desde que el pasado 19 de julio el Presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, fuese arrestado en su domicilio y posteriormente conducido a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para llevar a cabo una inspección.  De allí fue llevado a los calabozos, también de Las Rozas, y finalmente trasladado a la prisión de Soto del Real por su presunta implicación en una supuesta trama de corrupción.

De donde salió a principios del mes de agosto tras pagar su correspondiente fianza de 300.000 euros. Aún como Presidente de la RFEF, claro. Cargo que Villar ha mantenido hasta la fecha toda vez que de su dimisión ni hay noticias ni se esperan. Por lo menos a corto plazo. A pesar de que en los días más recientes el Consejo Superior de Deportes, entidad dependiente del gobierno español, la haya solicitado por activa y por pasiva. En palabras de su Presidente, José Ramón Lete: «Lo mejor para el deporte español y en particular para el fútbol es que Ángel María Villar dimita cuanto antes como presidente de la Federación Española de Fútbol»

De no suceder lo anterior, cosa harto probable visto el largo tiempo que ha pasado desde la salida de Villar de la cárcel, y la falta total de noticias referidas a ese asunto, los siguientes pasos a tomar están muy claros: «La hoja de ruta está marcada pero en caso de que no se produzca la dimisión del señor Villar, que depende solamente de él, la normativa prevé la moción de censura, que también está prevista que se haga efectiva cuando se cumplan los plazos establecidos, que son seis meses desde que tomó posesión. Eso nos llevaría al 22 de noviembre».

En cualquier caso, todavía mantiene la junta de la Federación ciertas esperanzas de que el actual presidente recapacite y no sea necesario ‘echarle a la fuerza’. Al igual que Lete; que acabó la comparecencia asegurando que: «Esperemos que antes de esa fecha el señor Villar presente su dimisión y se haga una normalización de todo este proceso que está siendo tan lamentable para la imagen del deporte español». Aunque, de todas formas, el daño está ya hecho.

Foto: 20 Minutos

Twitter: @darkast