¿Podrá Lucas Bernardi enderezar a Estudiantes de La Plata?

Ante los últimos bajos rendimientos, el “Pincharrata” cuenta con un nuevo Director Técnico que intentará devolverle la identidad en el campo de juego. La hinchada lo observa atentamente con un ojo crítico. Será todo un desafío.


Estudiantes es un mar de dudas en cuanto al nivel futbolístico. No encuentra el rumbo y su desempeño en los últimos partidos ha sido muy pobre, con escasa generación de juego y múltiples yerros defensivos. El ciclo de Gustavo Matosas como Director Técnico no fue el esperado y, por eso, la Comisión Directiva que encabeza el presidente Juan Sebastián Verón decidió volver a las fuentes, a la forma de trabajo en la cual entienden que más cómodo se siente el plantel “Pincharrata”.

Tras llegar a un acuerdo, Lucas Bernardi se convirtió en el flamante nuevo entrenador del conjunto estudiantil, firmando su contrato hasta diciembre de 2018. Joven (40 años) y con aspiraciones, inició su carrera en Newells’s Old Boys en 2015, donde dirigió durante 18 fechas, obteniendo cinco triunfos, misma cantidad de empates y ocho derrotas.

Posteriormente, en 2016, tuvo un breve paso por Arsenal de Sarandí, cosechando una victoria, dos empates y dos caídas en cinco encuentros disputados. Inmediatamente, condujo a Godoy Cruz de Mendoza, donde estuvo 24 partidos: ganó doce, empató cuatro y perdió ocho. Sin dudas fue su mejor período, ya que guió al “Tomba” hasta los Octavos de final de la Copa Libertadores de América 2017.

“La responsabilidad es muy grande, Estudiantes tiene una gran historia y trataremos de trabajar al máximo para transformar lo negativo en positivo”, declaró el entrenador en su presentación y agregó que “estará a disposición todo el tiempo con esfuerzo y respeto”.

Sin embargo, la noticia de su llegada no cayó muy bien. Previo y luego de su contratación, Bernardi fue cuestionado por la hinchada de Estudiantes, quienes dudan de su habilidad y su poca experiencia como entrenador. Además, cabe destacar, que el club platense cuenta con un sentido de pertenencia inmenso y el propio público se hace escuchar y exige un DT que conozca a fondo la gloriosa historia de la Institución.

Las bases e ideales de la “Escuela Pincharrata” son el trabajo, el sacrificio, el no claudicar y el compromiso. Juan Sebastián Verón confía plenamente en el nuevo técnico y afirma que, si se respetan estos valores, “Estudiantes no se desvía del camino, sino que construye uno nuevo”.

Por lo pronto, Bernardi tendrá mucho que hacer. Deberá enderezar el rumbo del “León” e impregnarle al grupo de jugadores una identidad con la cual puedan desenvolverse dentro de la cancha. El próximo sábado, Estudiantes visitará a Temperley con la intención de volver a sumar de a tres  y allí se podrá ver la primera impronta del rosarino. Pero habrá que darle tiempo, porque, después de todo, el “Pincha” siempre recupera su estirpe ganadora de la única manera que sabe hacerlo: trabajando.

Foto: Club Estudiantes de La Plata

Twitter: @santinosetto