El actual asesor presidencial del Real Madrid recuerda vivaz los años que han pasado desde ver cumplido su sueño, y lo comparte con todos sus seguidores desde las redes sociales


Raúl González Blanco es recordado por muchos seguidores merengues (y no tan merengues) como unos de los mejores jugadores que han vestido nunca la camiseta blanca.

En su etapa como jugador destacó por su entrega, garra, coraje e inteligencia; pocos se las arreglan como él hacía para fabricarse jugadas de gol tan bonitas de contemplar, y eso a su público le emocionaba.

@raulgonzalez: “23 años! desde mi debut con el @realmadrid”

El mérito lo encumbraban sus piernas, esas que anotaron un total de 323 tantos. El respeto se lo ganó por su juego limpio, ese que no ha conocido tarjeta roja alguna. Todo portando con orgullo el brazalete de capitán.

¿Fue Raúl un jugador digno de ser llamado capitán? Dejemos que hablen momentos como su primer gol, ante el Atlético de Madrid, equipo que no supo ver el talento en casa.

Las víctimas que se cobró (3) en una intercontinental a base de regates en el área antes de anotar gol.

Su gol ante el Valencia en una final europea, con la octava Champions como obsequio.

El silencio que dictó en un partido tenso con el Camp Nou como sede, después de empatar el partido ante el máximo rival.

Un jugador al que se le cae historia de sus botas. Si la intención al compartir la foto ha sido la de hacer sentir nostalgia a sus seguidores, seguro que lo ha logrado. Y vosotros, ¿con qué momento de la carrera del ex futbolista os quedáis?

Foto: Instagram (Raúl González Blanco)

Twitter: @Saults777