Los torneos de fútbol juveníl en Argentina fueron suspendidos a raíz de la gravedad de contagio del COVID-19. La medida regirá hasta el 8 de mayo para las categorías inferiores de todos los clubes que integran la Primera División


La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) tomó cartas en el asunto y decidió suspender de forma provisoria los campeonatos de divisiones inferiores, como medida preventiva ante la ola de COVID-19 que azota en el país.

La postura abarca a todo el sistema de categorización juvenil que se encuentra establecido en Argentina, es decir, desde cuarta división (jugadores de 19 años) hasta novena división (jugadores de 13 años). Cabe aclarar que regirá únicamente para los 26 clubes que juegan en Primera División por la extensa cantidad de viajes que deben realizar por todo el país. Situación diferente para los clubes de Segunda y Tercera división cuyos torneos son “zonales”, y sus divisiones inferiores de momento siguen jugando.

Sistema de categorización para las categorías juveniles en Argentina. De los más chicos a los más grandes.

La decisión de no competir se mantendrá vigente hasta el próximo 8 de mayo, fecha en la que la medida será revisada de acuerdo al desarrollo de la situación sanitaria del país. Los torneos de inferiores se habían empezado a disputar el 27 de marzo luego estar ausente casi todo el 2020. Lamentablemente, se llegaron a completar solo dos jornadas hasta que el virus intervino de nuevo.

No obstante, el ente regulador del fútbol argentino les informó a los clubes que podrán continuar con el desarrollo de los entrenamientos presenciales bajo estrictos protocolos sanitarios. Dirigentes y entrenadores coincidieron en que tener a los jóvenes frenados durante tanto tiempo puede afectar en su evolución, por lo que mantener la práctica de fútbol es algo necesario. Sobre todo para ellos, los verdaderos protagonistas de este juego, que soportaron un último año tirado a la basura.

Foto: Club Atlético Rosario Central

Twitter: Ivo Vidal