El de Sanlúcar y el brasileño han sido los jugadores más destacados en un partido en el que el Sevilla ha ganado por 3 goles a 0 al Éibar en el Ramón Sánchez Pizjuán.


Volvía a jugar el Sevilla en casa después del parón de selecciones. Y parece que este descanso ha sentado bien a los de Berizzo. El mejor partido que han disputado los hispalenses en lo que va de temporada oficial ha acabado con victoria. Un abultado 3-0 que pudo haber sido mayor si el balón hubiera entrado en la primera mitad. Ganso por segunda jornada consecutiva, Ben Yedder y Nolito han sido los autores de los goles. Una goleada para coger confianza antes de la Champions. El rival del Sevilla, el Liverpool, ha caído derrotado por 5 goles a 0 frente al Manchester City.

Un sistema poco habitual

Salía Berizzo con el siguiente once: Rico,Lenglet, Mercado, Carriço, Escudero, N’Zonzi, Navas, Ganso, Nolito, Sarabia y Ben Yedder. A priori un once con un solo jugador en el mediocentro defensivo, N’Zonzi, y tres bandas, Nolito, Sarabia y Navas. El equipo ha sabido jugar a lo que su entrenador quería, con presión alta e internadas por los laterales. Esta ha sido la clave del partido y ha propiciado las mejores ocasiones para los rojiblancos.

El ímpetu de Nolito y las ganas de jugadores como Sarabia o Ben Yedder han marcado el encuentro. El ex del City ha tenido las dos oportunidades más claras de los locales en la primera mitad. El mediocentro brasileño está falto de físico, pero su calidad es innegable. Sarabia es un jugador joven y con proyección que poco a poco se está ganando su hueco en una posición complicada en el Sevilla. Complicada por la sobrepoblación de jugadores que hay en ella.

Navas ha vuelto como si tuviera 20 años. El Duende de Los Palacios se encuentra en un momento muy dulce de su carrera y así lo demuestra en el césped. Sus años en Inglaterra le han dado experiencia y eso se nota. Otra joven promesa en esa posición ha disputado los últimos 10 minutos al sustituir a Navas. Joaquín Correa apunta alto. Un fijo en las últimas convocatorias de Argentina con un futuro muy brillante por delante. Al igual que Sarabia busca afianzarse en su segunda temporada.

Defensa impecable, portería a cero

Segundo partido consecutivo que el Sevilla gana, segundo partido consecutivo en el que deja su portería a cero. Y es que parece que Rico se ha encontrado a sí mismo bajo los palos del Sevilla. El joven guardameta va creciendo cada temporada un poco más. Sus puntos flacos siempre han sido el juego de pies y la salida de la portería, pero parece que ha superado sus temores.

Si a esto le sumamos la gran labor de la defensa sevillista tenemos muchos puntos a favor para ver un gran partido defensivo. Lenglet se ha convertido en titular indiscutible a base de esfuerzo y calidad. El joven francés, que recuerda mucho al ex sevillista Julien Escudé, tiene un corte elegante y calidad para sacar el balón jugado. Esta vez ha estado acompañado por Daniel Carriço.

El veterano central portugués ha sido capitán en el día de hoy. Tras perder su puesto debido a lesiones, hoy ha cumplido aunque no ha tenido mucho trabajo. Uno de los fallos que está cometiendo Berizzo es colocar a Mercado de lateral. El corpulento central argentino jugaba en esa posición en River. Pero el fútbol argentino es menos físico que el español y eso se nota. Mercado no tiene ritmo para aguantar de lateral un partido entero. Lo sustituyó Corchia en la segunda mitad. El lateral francés cumplió con su labor defensiva e incluso asistió a Nolito en el tercer gol.

En el otro lateral el intratable Sergio Escudero. El jugador madrileño ha visto la luz con el fichaje de Carole y es que lo ha jugado todo. No ha tenido descanso. Cierto es que cumple, está siendo de los mejores del Sevilla y posiblemente acabe teniendo hueco en la Selección Española.

Centro del campo, de más a menos

Lo que parecía ser lo mejor del Sevilla ha pasado a ser lo más discreto. La baja de Banega, vuelve en el siguiente partido; la lesión del Mudo Vázquez y el descanso de Pizarro han dejado al centro del campo sevillista hoy en los huesos. Ganso cumple a base de calidad pero le falta fondo físico al no estar acostumbrado al fútbol europeo. El brasileño atesora una calidad impresionante, recuperando balones incluso, pero no aguanta a un ritmo alto todo el encuentro. La última incorporación sevillista fue el encargado de sustituir al brasileño.

Geis disputó los últimos minutos del encuentro sin pena ni gloria. En cuanto a N’Zonzi, el francés parece que ha aceptado que se queda en Nervión. Tras varios partidos en los que ha estado desaparecido se espera que vuelva al nivel que demostró la pasada campaña. Si recupera ese nivel, junto con Pizarro y Banega, el centro del campo sevillista puede ser de los mejores de la Primera División española e incluso de Europa.

Primera parte de fallos, segunda de aciertos

El partido ha estado marcado por las ofensivas sevillistas, que han anulado al equipo vasco. En la primera parte un palo de Ben Yedder y dos fallos de Nolito han sido las oportunidades más claras. El encuentro se vio marcado por la lesión de Alejo. El extremo derecho estaba siendo un rompecabezas para Escudero y se lesionó de la rodilla en el minuto 40. A partir de ahí el dominio del Sevilla fue total.

Ya en la segunda mitad, a los tres minutos de volver a empezar, marcó Ganso para el Sevilla tras una asistencia de Nolito. La intensidad del juego bajó y no fue hasta el minuto 76 que Ben Yedder, tras una espectacular triangulación entre Nolito y Sarabia, anotaría el segundo. En el descuento y tras una jugada propia de videojuegos, Nolito hizo el 3-0. Destacar el pase de tacón de Sarabia a Corchia, quien asistió a Nolito para que rematara a placer.

Una victoria en el mejor partido que ha disputado el Sevilla hasta ahora en cuanto a juego que sirve como inyección de moral de cara a la Champions. El día 13 se jugará el primer partido de la fase de grupos: Liverpool – Sevilla FC en Anfield. Damas y caballeros, el espectáculo está servido.

Foto: LaLiga

Twitter: @PabloS_16