Comparte esta pubicación

Se ha confirmado la peor y previsible noticia, Cristiano Ronaldo abandona el Real Madrid con destino a Turín tras llegar a un acuerdo entre ambos clubes


Lejos queda aquel 26 de mayo en Kiev cuando Cristiano Ronaldo se pronunciaba tras imponerse en la final al Liverpool por 3-1. Por aquel entonces, el portugués dejó un enigmático mensaje para su afición: “Ha sido muy bonito estar en el Real Madrid”. Enigmático en el sentido de la palabra del jugador de Madeira, pues ya había amenazado con irse del conjunto blanco. Pero esta vez ha sido la definitiva. Su próximo destino será la Juventus.

El capitán de la selecção no volverá a vestir a camiseta del Real Madrid. Sus desavenencias con el presidente del club han propiciado su salida. O eso dicen las fuentes cercanas al jugador. Pero la verdad es que el portugués siempre ha tenido un ego bastante elevado y nunca ha querido ser inferior a nadie. “Las cosas no se arreglan sólo con dinero”, estas eran palabras suyas el mismo día que su equipo ganaba la tercera Champions consecutiva. Esta afirmación tiene su propia contradicción, puesto que siempre que le han subido el sueldo a Messi, él respondía con su ya conocido “estoy triste”. Por lo tanto, el dinero ha jugado un factor determinante, aunque sus fuentes lo nieguen.

Su trayectoria en el conjunto de Concha Espina es envidiable. Jamás habría soñado conseguir algo así o quizás sí. La verdad es que deja un legado difícil de repetir. Para los más jóvenes se va el jugador que volvió a enderezar la historia del Real Madrid. Con él, la diosa Cibeles recuperó su trono en Europa. Para un humilde servidor, había muchas maneras de salir y él ha escogido la peor, por la puerta de atrás.

Su orgullo le lleva a marcharse

Quizás fue el mejor jugador que vi en el Santiago Bernabéu. Pero él ha decidido marcharse como uno más. Ha prevalecido su orgullo. Y en la vida como en el fútbol, el conjunto es superior al individualismo. Ya lo dijo una leyenda del madridismo, Alfredo Di Stefano: “Ningún jugador es tan bueno como todos juntos”.  El ego del portugués le ha llevado fuera de conjunto blanco.

Él decide irse por dinero o por desavenencias con el presidente. ¡Adelante! Gracias por lo que hiciste por el equipo y ¡hasta luego! Por último, hay que recordarle a Ronaldo que ningún “Cristiano” tiene asegurado el cielo. O lo que es lo mismo jugar eternamente en el Real Madrid. Por lo tanto, en vez de pedir, lo que tendría que haber hecho es agradecer por jugar en el mejor equipo del siglo XX.

Foto: Real Madrid CF

Twitter: @sergioheras17

Comparte esta pubicación