Comparte esta pubicación

La Primera división española sigue buscando un líder destacado, ya que nadie parece querer serlo


Con cada comienzo de temporada, no paramos de escuchar decir a los entrenadores de los principales equipos de España que La Liga es una competición primordial, y que el objetivo siempre es ganarla. Siempre. Pero la realidad parece otra ya que, otra jornada más, los equipos de arriba pinchan desaprovechando una oportunidad de oro para poner tierra de por medio entre el resto de aspirantes a ser campeones.

Pero vamos a centrarnos en esta jornada, que arrancaba con la posibilidad de tener varios líderes, algo raro a estas alturas si lo comparamos con anteriores campañas, donde casi siempre estaba el Barça en lo más alto de la tabla.

Primero fueron los culés quien pincharon estrepitosamente en el Ciutàt de Valencia. Y eso que se adelantaron (con un gol polémico) y parecía que tenían el partido controlado. Pero no era más que la calma que precede la tempestad, que llegó en forma de 3 goles a Valencia. 3-1 para el Levante y Valverde y el equipo cuestionado en la jornada 12. Quién lo diría, ¿verdad?

Después de la debacle del Barça, le tocaba el turno a dos actores que suelen ser secundarios, pero que tenían la oportunidad de ponerse líderes. Pero otra oportunidad de oro desaprovechada por Sevilla y Atlético de Madrid, ya que el partido finalizó 1-1 sorprendentemente. Reparto de puntos que no les valía a ninguno para escalar a lo más alto de la clasificación.

la liga

Tras estos dos partidos, el Real Madrid lógicamente se relamía. Jugaban en el Santiago Bernabéu contra el Betis, equipo más goleado de la categoría. Todo hacía indicar que los de Zidane serían líderes en solitario. Pero nada más lejos de la realidad, el equipo blanco empataba a 0 y dejaba escapar el liderato. Tras el partido, la afición blanca no se creía la oportunidad desaprovechada. Otra más.

Todo esto deja el liderato muy abierto y a 6 equipos en torno a 2-3 puntos tras 12 jornadas disputadas. Lo que hace preguntarnos, ¿los grandes son menos grandes o los pequeños menos pequeños? En mi opinión, ambas afirmaciones son correctas. Los equipos que por historia son considerados ‘grandes’ ya no muestran la fortaleza de temporadas anteriores. Por otra parte, los equipos ‘pequeños’ son capaces de construir plantillas más a largo plazo y retener a sus mejores jugadores, lo que les permite competir en cada partido sea quien sea su rival. Por similitud, nos encontramos una Liga que se parece cada vez más a la Premier League en este sentido. Sea como sea, lo que está claro es que esto beneficia al espectáculo.

Fotos: Twitter

Twitter: @EmiHuertas_

Comparte esta pubicación