Real Madrid Mundial 3

El Mundial marcará el destino de la temporada del Real Madrid

Comparte esta pubicación

Borussia Dortmund y Sevilla fueron las dos últimas víctimas del repunte del Real Madrid de Zidane. La competición internacional determinará si esta mejoría es una realidad o el equipo blanco continúa con las dudas que le acompañan desde el comienzo de la temporada


El Mundial de Clubes es una trampa. Desde 1993 que comenzó a disputarse esta competición en sustitución de la Copa Intercontinental, su trascendencia ha sido inversamente proporcional a la incidencia en el equipo europeo que ha participado en él. Esto se ha agudizado en los últimos años en donde, en varios conjuntos, ha marcado un antes y un después en la temporada. Para el equipo que participa como vencedor de la Champions League es un riesgo su disputa puesto que tiene mucho más que perder que de ganar. Si triunfa, nadie le presta atención y se desprestigia su victoria. En el caso de derrota, las consecuencias en lo anímico para el vestuario en cuestión pueden ser catastróficas.

Cardiff fue la ciudad en donde el Real Madrid selló el pasado mes de junio su billete para disputar, por segunda vez consecutiva, el Mundial de Clubes en Emiratos Árabes Unidos. Lo hizo tras proclamarse vencedor de la Champions League ante la Juventus para convertirse en el único equipo de la historia en repetir título desde que la Copa de Europa pasó a disputarse bajo el formato actual. Con tres Copas Intercontinentales y dos Mundiales en su haber, el club merengue intentará igualar al Barça como entidad con más éxitos en esta competición.

Tras un inicio complicado de temporada, con múltiples dudas con respecto al rendimiento del equipo que han desembocado en varios resultados inesperados, Zinedine Zidane necesita confirmar los síntomas positivos advertidos en la última semana. Conseguir el quinto título en un año natural, algo nunca logrado en los 115 años de existencia del equipo más laureado del mundo, es el punto de inflexión que necesita el vestuario para reforzar la moral de cara a afrontar la trascendental visita del Barça en el Santiago Bernabéu y cambiar el rumbo de un equipo al que el otoño ha marchitado la belleza con la que ilusionó a su hinchada en el final del verano.

Cristiano Ronaldo, ganador del último premio al mejor jugador del torneo, Sergio Ramos, vencedor en 2014 del mismo galardón, y Toni Kroos, quien alzó en cuatro ocasiones este título, tienen que dar un paso adelante en Asia para dar carpetazo a sus problemas de rendimiento en el primer tercio de la campaña. El luso y el español optan a igualar a Messi como el jugador que más veces ha recogido el MVP del Mundial de Clubes mientras que el alemán se convertirá en el jugador que más veces se ha llevado este campeonato si logra conseguirlo por tercera vez con su actual equipo. Los tres pilares de la columna vertebral blanca tienen algo que decir esta semana. 

“No vamos a tener partidos fáciles y no por ser el Real Madrid vamos a ganar”, comentó el técnico francés antes de la disputa de este campeonato. Precisamente por ser el Real Madrid, los blancos están obligados a vencer. Por pasado, presente y futuro, el club blanco debe dar un golpe en la mesa y recordar quien manda en el mundo. Es el momento decisivo. La hora de la verdad. El vigente campeón del mundo y de Europa debe demostrar por qué lleva ese parche en su camiseta.

Fotografía: www.fifa.com

Twitter: @borjasarobe11

 

Comparte esta pubicación