El francés tiene contrato hasta 2022 con el PSG y ha comunicado que no quiere renovar. El club parisino está contra las cuerdas


Kylian Mbappé (21) y el Real Madrid están predestinados desde hace mucho tiempo. Pero el futbolista pidió calma alegando que es aún muy joven y no es el momento de llegar al club del que siempre ha querido formar parte. El Real Madrid lo tuvo al alcance de las manos en su época con el Mónaco y ha querido seguir teniéndolo hasta el día de hoy, pero al ser un jugador tan joven solo queda tener paciencia y el sí del futbolista.

Los registros que maneja Mbappé son tales que puede cubrir las necesidades del conjunto blanco tanto la punta de ataque como el extremo derecho. El portento físico, la punta de velocidad y explosividad puede ayudar en cualquier posición de ataque. Ídolo y equipo de la infancia, conocimiento del castellano, plantilla con multitud de jugadores franceses y Zidane como entrenador. Es el jugador con más probabilidades de suplir la falta de gol desde la marcha de Cristiano Ronaldo en julio de 2018 y el más ilusionante.

El Real Madrid quiere que el francés sea el jugador estrella que estrene el nuevo Santiago Bernabéu cuando esté oficialmente reformado. Tal y como están las cosas en el mercado actual el Real Madrid necesita un cúmulo de ingresos importante para asumir el coste del fichaje. Se puede hablar de una compra no inferior a 180 millones con hasta un sueldo de 30 millones por año de un total de cinco. ¿Cuál es la posición del PSG en el culebrón? En AG Deportes lo analizamos.

Kylian Mbappé finaliza contrato en 2022 y, según el diario The Times, el francés ha comunicado al PSG que no quiere renovar ni seguir el año que viene en Francia. Las consecuencias de tal decisión para el club son catastróficas porque lo deja contra las cuerdas. ¿Por qué? Nasser Al-Khelaïfi, presidente, y Leonardo, director deportivo, están obligados a vender al francés si este de verdad quiere marcharse por cuestiones económicas. O lo venden en 2021 por mínimo 180 millones o el año siguiente se marchará gratis, y eso es algo que el club no permitirá a toda costa. Las buenas relaciones entre Madrid y PSG son un aliciente más para que el club francés acabe cediendo. Ganar o no ganar, e ahí la cuestión. El PSG está contra las cuerdas y Florentino se frota las manos listos para la última ronda del encuentro.

Imagen: Fútbol Sapiens

Twitter: @JuanDeCodina4