El argentino permanece en el hospital tras realizarse una operación el martes. Los médicos creen que debería continuar el proceso de recuperación por al menos un mes


Su médico personal, Leopoldo Luque, comunicó que la causa por la cual contrajo un hematoma podría ser por la cantidad de consumos y adicciones que Diego Maradona adquirió en su vida. 

Sin embargo, por la semana, el histórico médico de Diego, el doctor Alfredo Cahe, comunicaba que el ex jugador se encontraba sedado y en buenas condiciones pero que no descartan la posibilidad de internarlo para poder seguir adelante con un tratamiento de abstinencia.

“Así es inmanejable, se va deteriorar cada vez más”, afirmó Cahe. La mejor opción para la pronta recuperación del 10 es que se realice un tratamiento para dejar el alcohol. Es por esto que ningún médico de su entorno piensa en darle el alta ni tampoco su familia. 

Los especialistas continúan con el tratamiento de regulación de sus parámetros de descanso, apetito y ánimo, ya que no cumplía ninguno de ellos. Por más que Diego quiera, la familia y los médicos se pondrán de acuerdo en no dejarlo ir hasta que no se recupere totalmente. 

Foto: MarcaClaro

Twitter: @Candelaleiga