Lucas Rodríguez: el conductor silencioso de Estudiantes

Comparte esta pubicación

Humilde, de perfil bajo y siendo feliz con una pelota en sus pies, “Tití” se consolida como el armador de juego del conjunto albirrojo a base de esfuerzo y talento. Una de las joyas del fútbol argentino que no tardará mucho en partir al exterior.


Movedizo, gambeteador y pícaro. Así es Lucas Rodríguez, uno de los diamantes en bruto de la cantera de Estudiantes de La Plata, que hace tiempo viene demostrando su habilidad y dejando en claro que tiene un potencial enorme, seguramente con destino europeo.

“Tití”, como le dicen, pisó el Country Club de City Bell a la edad de 10 años, en 2007, para probar suerte en las divisiones juveniles y, a partir de allí, quedó ligado a los colores rojos y blancos para siempre. El “Pincharrata” lo acogió y le inculcó valores fundamentales para su desarrollo humano y futbolístico.

En sus primeros pasos en Inferiores, pese a tener características ofensivas, fue ubicado como lateral izquierdo desde la Novena hasta la Sexta División. Ante la gran cantidad de mediocampistas que se desempeñaban en su categoría, la 1997, “Tití” se acostumbró a jugar en dicha posición. Sin embargo, Gabriel Milito, el por entonces Director Técnico de Primera División, puso sus ojos en él y se encargó de adelantarlo hasta la medular, transformándolo en enganche.

Con tan solo 18 años, debutó oficialmente en la máxima categoría del fútbol argentino el 10 de julio de 2015 ante San Martín de San Juan. A partir de allí, jamás salió de la consideración de los posteriores técnicos que pasaron por el banco “Pincha”. Pasó a ser una pieza fundamental del primer equipo y, con ayuda de los referentes del plantel, fue ganándose el cariño y la admiración de la hinchada.

Sin embargo, la vida suele presentarnos retos y mide nuestra aptitud para sobreponernos a los problemas. En octubre de 2015, “Tití” regresaba de una salida con sus amigos y la situación derivó en un accidente de tránsito que casi lo obliga a abandonar el fútbol. Una fractura en una de sus vértebras puso en riesgo su capacidad motriz y sus sueños de ser jugador profesional. Luego de la operación, logró superar el episodio vivido y hoy continúa disfrutando de su máxima pasión.

En 2017, formó parte de la Selección Argentina en el Sudamericano Sub 20 desarrollado en Ecuador. Con el transcurrir de los partidos, fue convirtiéndose en una de las grandes figuras del certamen. El elenco nacional consiguió la clasificación al Mundial de Corea del Sur y los sueños del juvenil “Pincharrata” no se detuvieron.

Hoy, el actual DT de Estudiantes, Lucas Bernardi, le aportó nuevas herramientas al juvenil y le proporcionó una mayor libertad en el campo, haciendo de él un engranaje imprescindible en el sector ofensivo y en la creación de juego. Ubicado por detrás de los delanteros, el volante encuentra los espacios necesarios para desenvolverse y sacar a relucir todo su talento.

Pese a ser zurdo, maneja perfectamente ambas piernas y tiene una gambeta endiablada, siendo capaz de eludir a varios rivales en cuestión de segundos. Lleva la pelota muy pegada al pie y no es para nada egoísta, siempre está atento al desmarque de alguno de sus compañeros para asistir o intentar hilvanar una jugada colectiva que genere peligro.

En el partido del pasado domingo ante Newell’s Old Boys, se consagró como la gran figura de la tarde. En esta ocasión se desempeñó como volante interior en un sistema 4-3-3. Encendido y a pura gambeta, fue el encargado de enloquecer a la defensa rosarina y de llevar a cabo una exquisita maniobra que desembocó en el tercer gol estudiantil.

Sin hacer demasiado ruido y con los pies sobre la tierra, Lucas Rodríguez se ha ganado la admiración de todos. El fútbol le dio revancha de aquel incidente y él respondió como mejor sabe. No tardará mucho en ser transferido a un club importante del Viejo Continente. Hoy, camina por el Country Club con una sonrisa en su rostro y la rompe en la cancha, siendo el nuevo conductor de Estudiantes de La Plata.

Foto: Club Estudiantes de La Plata

Twitter: @santinosetto

Comparte esta pubicación