La última pifia de Tévez en China

Su polémico gesto ha desatado la ira de su nueva afición


El principal motivo de la ‘espantada’ fue pasar un día en Disneyland con su familia. El club ha anunciado que no habrá ninguna sanción económica para el futbolista mejor pagado del mundo. El delantero de 33 años fichó en el pasado mercado invernal por el Shanghai Shenhua y hasta el momento no ha podido demostrar su inmensa calidad. En los cuatro encuentros que ha disputado solamente ha anotado un gol.

Su nueva experiencia en la SuperLiga China vino precedida por una suculenta oferta de más de 110.000 euros por día. Hasta la fecha, apenas ha gozado de protagonismo gracias a sus buenas actuaciones en la competición asiática, todo lo contrario que por sus actos extradeportivos. Los 38 millones que cobra por temporada hacen que Tévez empiece a estar en el punto de mira.

Imagen: La Nación