Lisandro López anunció que no seguirá siendo jugar de Racing en una emocionante conferencia de prensa. El ídolo que volvió vigente, cumplió su sueño y se va tranquilo

________________________________________________________________________

Uno de los máximos referentes de la historia moderna de la Academia es Lisandro López, quien jugó 205 partidos y convirtió 75 goles. Desde su vuelta, en el año 2016, consiguió dos títulos, cumpliendo el sueño del jugador experimentado que vuelve a su casa para devolver el cariño de la gente y el esfuerzo de una institución.

López es un delantero extraordinario. Irrumpió en la Primera División de Racing Club en el 2003 y ya en el Torneo Apertura 2004 fue el máximo goleador del fútbol argentino. Goles en partidos importantes, clásicos ganados y buenas actuaciones acapararon las miradas de instituciones de Europa. En el 2005 saltó al Porto en unos 3 millones de dólares, donde se adaptaría rápido y bien.

Muy exitoso fue el paso de Licha por Portugal ya que consiguió 7 títulos, entre los que se destacan 4 ligas portuguesas consecutivas y demostrando el poderío en aquellos años. Se convirtió en uno de los mejores delanteros de Europa y fue transferido a Olympique de Marsella por 24 millones de euros para reemplazar a Karim Benzema.

Resultó un pasó muy goleador en Francia ya que festejó un gol cada dos y levantó dos trofeos en el 2012: Copa de Francia y Supercopa. Luego López pasó por Catar, donde terminó rescindiendo su contrato y un paso algo pobre por Inter de Brasil.

Para el 2016 se dio su vuelta tan esperada a la Academia, donde se juntó con un viejo conocido como Diego Milito, formando una delantera bárbara junto a Gustavo Bou, Roger Martínez y Oscar Romero.  Su regreso fue heroico: golazo de chilena en tiempo de descuento para ganar el clásico de visitante ante Independiente.

El mejor año de Lisandro López de manera individual fue el mejor de Racing como equipo en los últimos años. En 24 partidos hizo 17  goles  para que la Academia alce la Superliga y vuelva a ser dueño del fútbol local. De la mano de Licha, Racing compitió bien en el plano internacional aunque terminó plasmarlo en éxitos.

Ayer, en una conferencia de prensa muy sentida se despidió y dijo: “El compromiso es innegociable, pero siento que hoy hay un cansancio y agotamiento físico y sobre todo mental”. Atlanta United de la MLS será su nuevo destino, donde seguirá dejando destellos de jugador de calidad, pero sobre todo demostrando un compromiso intachable y un gran amor por el fútbol.