Barça vs Alavés, Camp Nou

La efectividad del Barça puede con el Alavés

Comparte esta pubicación

Efectividad por parte del Barça. Solo se puede destacar eso. El resto, un partido muy pobre por parte del cuadro dirigido por Ernesto Valverde. Remontó el 0-1 inicial gracias a los tantos de Suárez y Messi, pero poca cosa más. A excepción de Rakitic y un poco de Iniesta, el resto estuvieron bastante flojos


Efectividad vs fluidez. A falta de la segunda, que no falle la primera. Un partido muy gris por parte del Barcelona, que no tuvo esa velocidad en el juego que nos tiene acostumbrados que hace romper líneas defensivas y provoca desestabilización en el equipo rival. Un encuentro en el que el Alavés, dirigido por un gran entrenador como es Abelardo, sabía muy bien lo que tenía que hacer: tapar los espacios que pudiera generar el Barça y salir a la contra. Y la verdad es que no le salió nada mal. Desaprovechó una oportunidad clara, pero en la segunda no perdonó. Guidetti ponía el 0-1 en el Camp Nou.

Hay que recordar que el conjunto vitoriano ya dio la sorpresa el curso pasado ganando 1-2 en la tercera jornada de Liga, y aunque esta temporada no esté igual de bien que el año pasado, con el ‘Pitu‘ han vuelto a encontrar una senda tanto en su juego como en los resultados. Y el planteamiento que implantaron en el Camp Nou fue brillante: un 4-4-2, con las líneas muy juntas para defender y cortar los pases filtrados de Messi, Iniesta y compañía y a la mínima ocasión, salir al contragolpe. Se fueron al descanso con ventaja en el marcador.

Las entradas de Sergi Roberto y Jordi Alba dieron aire al equipo

Aparte de fluidez en el juego, faltaba muchísima profundidad. Y eso con Digne y Semedo no se produjo durante los primeros 45 minutos. Así que Valverde cambió a los dos laterales hoy titulares e introdujo a los supuestamente titulares. A partir de ese momento, el partido empezó a cambiar de rumbo. Parecía que el Barça empezaba a tener un poco más de verticalidad en su juego, sobre todo por la banda de Jordi Alba. Aunque no acababa de imponer el dominio claro que suele imponer el conjunto culé en los partidos.

Coutinho fue titular por vez primera, y el técnico le colocó en la parte derecha, junto con Semedo. Y la verdad es que estuvo bastante ofuscado, sin poder moverse con facilidad y eso provocó que el juego del Barça se atascara. Aunque por otra parte, Iniesta parecía ser el único que tenía esa chispa un poco encendida. Cada vez que cogía el balón el manchego, ocurría algo positivo para su equipo.

Pero faltaban los dos jugadores más determinantes de esta Liga: Messi y Suárez. Y arreglaron esta situación con dos jugadas completamente aisladas. Decía que cada vez que cogía el balón Iniesta, algo bueno pasaba para el Barça. Pues bien, se fue hasta la línea de fondo y apurando sacó un centro que fue directamente para el delantero uruguayo, que no perdonó y puso las tablas en el resultado. Espectacular el charrúa, que lleva ya 16 goles en lo que va de campeoanto, y mira que no empezó nada bien.

Pero claro, faltaba alguien por aparecer. Y ese solo podía ser Messi. La ‘pulga‘ ejecutó una falta al borde del área (no debió señalarse por fuera de juego previo de Alcácer) y culminó la remontada. 2-1 acabó. El Barcelona sigue invicto en el campeonato doméstico.

A por el récord de puntos y goles de la temporada 2011-2012

Este Barça va camino de superar todos los registros. Con 21 jornadas disputadas, ha cosechado 18 victorias y tan solo tres empates. 57 puntos tiene ahora mismo, y quedan por jugarse 51. Quiere superar los números de la temporada 2011-2012, la ‘liga de los records’, cuando el Madrid, con José Mourinho al frente, obtuvo su penúltimo campeonato nacional al acabar con 100 puntos y 121 goles. De momento, el Barcelona tiene 57 puntos y 59 goles a favor. Todo es posible.

 

Foto: Página web del F.C. Barcelona

Twitter: @Ernes_1996

Comparte esta pubicación