Comparte esta pubicación

El Xeneize vapuleó 4-1  a Colón de Santa Fe ayer por la tarde en la Bombonera y quedó puntero en soledad.

Cuatro partidos consecutivos (tres clásicos) obtuvo el equipo de Guillermo Barros Schelotto para llegar a la cima de la tabla de posiciones. Anoche no era un partido más, ya que todo parece indicar que Carlos Tévez jugó su último partido con la azul y oro,  el aliento constante de los miles de hinchas que se acercaron tristes para ver por última vez a su  ídolo no bastaría, recordemos que un equipo chino lo tentó con una cifra exorbitante y en unos días tiene que dar su respuesta.

Para hablar un poco de lo que dejó el triunfo del local, hay que nombrar nuevamente como protagonistas a Gago- Tévez, esa dupla indispensable para los hermanos Schelotto, ya que en reiteradas ocasiones demostraron porque son jugadores de jerarquía y, para que están presentes. El primer tanto vino de la mano del ex volante de la Academia, Ricardo Centurión, centro atrás del apache y este la tocó con mucha sutileza para romper la red. Luego de manejar los hilos del encuentro, otra vez una defensa desconcertada pierde la marca y le empatan el marcador, pero cuando las papas queman aparece el ídolo boquense para llevar a Boca al descanso con una victoria parcial  2-1.

Ya en el complemento, la visita se apagó  por virtud de Boca que lo metió en un arco durante los 45’ finales del encuentro; Centurión nuevamente extendía la ventaja, pero todavía faltaba más, Cristian Pavón, de paupérrima actuación  sacó un sablazo de afuera del área y selló la victoria para que se convierta en el único puntero del campeonato doméstico.

Foto: Ole.com.ar

Comparte esta pubicación