A pesar de ser el futbolista colchonero con más partidos y minutos disputados, el canterano llega al tramo final de la temporada en plena forma


“Will Grig´s on fire, your defence is terrified”. Irlanda del Norte convirtió un cántico destinado a uno de sus futbolistas en el himno oficial de la pasada Eurocopa. Aquella simpática canción recorrió todos los rincones del viejo continente y se hizo viral entre todos los aficionados. Su significado, “Will Grig está en racha, tu defensa está aterrorizada”, se extrapoló a una gran variedad de peloteros que estaban en un gran estado de forma en aquel momento. Han pasado muchos meses desde entonces, el balompié norirlandés ha vuelto al ostracismo y de aquel jugador nadie se acuerda. No obstante, este himno se puede aplicar a alguien que ha encontrado su mejor nivel en el momento más importante de la temporada. Sí, me refiero al motor del Atlético de Madrid. Jorge Resurrección, “Koke”.

Diego Pablo Simeone ha repetido en múltiples ocasiones que esta campaña es la más complicada para el Atleti. Por muchos motivos. La final de Milán, el buen nivel de los rivales, la fragilidad defensiva colchonera, las dudas sobre el plan de juego a seguir, la escasa adaptación de los fichajes más importantes…A base de sangre, sudor, lágrimas y esfuerzo, los rojiblancos han ido superando los múltiples obstáculos que se les han ido presentando para encontrar la ansiada regularidad en el instante preciso.

Buena parte de la culpa de que el equipo madrileño haya llegado como un avión a la primavera la tiene el pulmón colchonero. Todos los clubes tienen un futbolista franquicia que marca los goles, recibe todos los aplausos, vende la mayoría de las camisetas y monopoliza los premios individuales. Messi, Cristiano Ronaldo, Griezmann, Lewandowski, Aubameyang…El denominador común que une a estas estrellas es todas necesitan a un director que afine los instrumentos de la orquesta para que puedan brillar con luz propia. Es ahí donde entran en juego los Iniesta, Modric, Koke, Thiago, Weigl…

En un equipo cuya esencia se basa en el empaque defensivo y la efectividad en el área contraria, Koke es el termómetro que mide el momento de forma de la escuadra rojiblanca. Si el faro está iluminado, el barco avista tierra. Si el faro está apagado, la penumbra dificulta el rumbo del navío colchonero. Sus dos asistencias frente a Valencia y Sevilla y sus dos goles en las visitas a Granada y Málaga evidenciaron que el internacional español está “on fire”.

Desde su posición de falso interior izquierdo, Koke dirige todas y cada una de las expediciones ofensivas del equipo hacia la portería contraria. Es el tercer futbolista de toda la Liga Santander que más pases ha completado en la competición (1889 en total, 67 por partido). También lo es del Atlético de Madrid y con el mejor promedio de acierto, un 84% (Gabi acumula un 81%, Saúl un 76% y el conjunto madrileño un 78%).

Queda poco más de un mes para el cierre del telón. El Atlético de Madrid está en cuartos de final de la Champions League y es tercero en la liga española. Consolidar la posición en la clasificación regular y, por qué no, soñar con alzar la máxima competición continental son los objetivos para el equipo de Simeone. Llegan con la confianza por las nubes pero todos tiene claro que para que el transatlántico llegue a buen puerto necesitan que su capitán mantenga la mente iluminada y las ideas claras. “Koke´s on fire, your defence is terrified” 

Foto: www.clubatleticodemadrid.com

Twitter: @borjasarobe11