‘La Roja’ endosa un histórico 6-0 a la todopoderosa Alemania, pasa a la Final Four de la Nations League y ensalza la figura de Luis Enrique


¿El fútbol es ese deporte que juegan 11 vs 11 y siempre gana Alemania? No en mi nombre, pensaría Luis Enrique. Su equipo le endosó un contundente 6-0 en un partido que ya ha pasado a la historia del fútbol. Y no es para menos, ya que es la mayor goleada sufrida por los germanos en partido oficial.

Histórico, chorreo, baño, exhibición… Con estos titulares amanecían los diarios de todo el mundo ante el inusitado resultado de ayer. Un contundente 6-0 que no se imaginaba nadie. Tampoco podemos decir que esperábamos un baño de Alemania a España, porque los germanos no pasan por su mejor momento; pero sí un partido muy igualado donde los detalles decantaran la balanza. No fue así y ‘La Roja’ dominó de principio a fin un partido para el recuerdo.

Para conseguir una victoria así tienes que hacer un partido perfecto: intensidad, presión, concentración y sobre todo, que las cosas te salgan bien desde el minuto 1. Y es que ya se atisbaba que algo iba a pasar cuando vimos a Morata en modo Zidane ¡haciendo ruletas! Sí sí, oyen bien. El bueno de Álvaro, discutido hasta la saciedad, comenzó el partido en modo crack haciendo regates a los que no nos tiene acostumbrado. El resto, Ferrán Torres mediante, ya forma parte de la historia: España 6 – 0 Alemania. Cuesta escribirlo sin tener que frotarte los ojos una y otra vez.

Luis Enrique

Por fin llegó la noche soñada por Luis Enrique.

Si hay alguien que ayer brilló especialmente, con permiso de Ferrán Torres, fue Luis Enrique. El seleccionador español tantas veces cuestionado, dio un golpe sobre la mesa para meter a España en la Final Four de la Nations League. Pero esta victoria significa mucho más que eso, ya que supone un espaldarazo de cara al futuro de ‘La Roja’.

Ayer, fue una noche de las que permiten volver a soñar a la afición española con repetir éxitos de antaño. No será fácil, pero parece que en La Cartuja se empezó a recoger lo sembrado tras mucho trabajo de los de Luis Enrique. Cimientos, talento y un buen cuerpo técnico hay para luchar por la próxima Eurocopa.

La Selección española se ha ganado la licencia para soñar. Un grupo joven que, salvo Ramos y Busquets, no sabe qué es ganar grandes títulos con España; pero que han demostrado tener dos ingredientes básicos para esto del fútbol: talento y hambre. Veremos que ocurre, pero por ahora, se han ganado el derecho a soñar.

Imágenes: Twitter

Twitter: @EmiHuertas_