Comparte esta pubicación

Joel sostiene al Betis de Rubí, que parece haber encontrado la clave y encadena su segunda victoria consecutiva. Con ello, aleja los fantasmas de Setién y se afianza en el banquillo del Real Betis


El Betis de Rubí está tomando forma de crucero, nada que ver con el inicio de la temporada, donde no daban pie con bola y se llegaron a situar hasta en posiciones de descenso. Pero el técnico catalán parece haber dado con la tecla y tras la victoria ante el Valencia, también se llevan los tres puntos de Son Moix.

El partido comenzó de cara para los béticos. En la primera jugada del partido, Baba controlaba mal un balón dentro del área y en el intento de rectificar cometía penalti sobre Fekir, que Joaquín se encargó de materializar para adelantar a los suyos. Esto sirvió para que el Mallorca se quedara KO y salvo algunos acercamientos de Kubo, no tendría aparente peligro.

En los momentos post-gol, el Betis siguió manteniendo la posición del balón y el Mallorca corriendo detrás del mismo, intentando salir a la contra cuando conseguían su recuperación. Pero momentos más tarde y casi llegando al descanso, los mismos protagonistas darían la opción al Betis de doblegar su ventaja.

Así fue, un mal control de Baba, de nuevo, servía para que el conjunto de Heliópolis se llevara el balón y a la contra, una de las claves de este nuevo Betis, Fekir batía a Reina para lograr su cuarto gol en lo que se lleva de competición.

Al comenzar el segundo tiempo, el mister mallorquín introdujo una de las piezas que se había echado en falta en el once inicial. Lago Júnior, con el que el Mallorca introdujo dinamita en las posiciones altas del equipo y esto sirvió para contagiárselo al resto. Con su entrada, el Mallorca se revitalizó y comenzó a encerrar poco a poco al Betis.

Cuando apenas corrían diez minutos del segundo tiempo, el Mallorca, de la misma manera que Joaquín había abierto el marcador, conseguía reducir distancias gracias al ya mencionado Júnior. Con este gol, cambió el partido totalmente en un constante ida y vuelta, donde emergió un actor inesperado.

Joel Robles se hizo el dueño y señor del partido tras el gol de Junior y atajó todas las ocasiones del Mallorca y evitó que su equipo volviera a pinchar, consiguiendo su segundo triunfo consecutivo y colocándose en décimo segunda posición con 19 puntos. El Mallorca, por su parte, se complica la vida y se queda a uno del descenso.

Fuente: Real Betis

Twitter: @abrahamcg_

Comparte esta pubicación