Griezmann recupera la sonrisa con Francia

Comparte esta pubicación

La figura de Antoine Griezmann, muy discutida en lo que llevamos de temporada en el Atlético, pasa a ser endiosada cuando el delantero juega con Francia


Está claro que Antoine Griezmann no está cuajando un inicio de curso a la altura, o por lo menos al nivel que había demostrado ser capaz de mantener en años pasados. Hasta el momento suma únicamente dos goles y dos asistencias tras más de dos meses y medio de competición. Eso, sumado al coqueteo con el Manchester United durante el verano pasado, están provocando que la figura del francés esté en entredicho como nunca lo había estado desde su llegada al conjunto rojiblanco en 2014.

Lo cierto es que ver al francés deambulando por el césped con parsimonia y poco acierto se está convirtiendo en un habitual en la capital de España. Argumento que está generando un clima de bastante tensión, con pitidos incluidos, que muta totalmente cuando Griezmann es llamado a filas por su selección. En Clairefontaine no solo no discuten a su estrella, sino que en los momentos de rendimiento bajo tanto compañeros, como operarios y aficionados sirven de bálsamo para Antoine. También es verdad que con los bleus el de Mâcon ha dado una imagen desde agosto superior a la que se ha visto en el Atlético.

En ese sentido el seleccionador francés, Didier Deschamps, pudo haber encontrado una de las claves para el flojo nivel actual de Grizzi. La constante necesidad que tiene el jugador en su club de bajar hasta posiciones de medio o defensivas presionando al contrario. Para una vez recuperada la posesión de la pelota tener que recorrer muchos metros hasta volver a su puesto de salida, ya sea como delantero centro o como segundo punta. El juego en estático del Atleti con pelotas largas para ganar segundas jugadas tampoco beneficia al galo por su baja estatura e incapacidad de bajarlas.

Un juego muy distinto del practicado en Francia. Donde la dupla del Chelsea KantéBakayoko se encarga de esas labores de destrucción y dota de libertad a la gente de arriba. De esa forma Mbappé y Griezmann disponen de mayor frescura para hacer diabluras de tres cuartos de campo para adelante. Habrá que ver el rendimiento del colchonero frente a Galés y Alemania, y dicho sea de paso, rezar unas cuantas plegarias a Lourdes para que vuelva renovado y con las pilas cargadas de sus “vacaciones en Francia”.

Fotografía: Federación Francesa de Fútbol

Twitter: @darkast

Comparte esta pubicación