Gareth Bale, el villano que se convirtió en héroe

Comparte esta pubicación

Después de estar más de dos meses alejado de los terrenos de juego, Gareth Bale se reencontró con su afición entre una mareante sinfonía donde predominaban más los silbidos que los aplausos. No había ningún tipo de duda, el galés iba a ser examinado bajo lupa. Sus innumerables lesiones han cansado al madridismo. Una afición que en su día sí apoyó en unanimidad al internacional galés, pero con el paso del tiempo el por entonces bueno de Gareth parece haberse convertido en un auténtico villano. En esta dramática tesitura el dorsal ’11’ debía hacer su puesta en escena ante un 2ºB que ni triplicando su patrimonio se acerca a la mitad de su salario.

Aunque poca gente confiaba en ver la mejor versión de Bale, lo cierto es que éste pudo resarcirse de la mano de una gran asistencia para que Mayoral pusiera el marcador en tablas. Su excepcional pase con el exterior de la bota rememoró al antiguo Gareth, capaz de hacer genialidad como su mítico autopase ante el FC Barcelona. Los pitos parecen acelerar el organismo futbolístico de un futbolista que por unas cosas u otras no termina de cumplir las expectativas. Y es que recordemos que el de Cardiff aterrizó en Madrid como el más que posible heredero de Cristiano Ronaldo. Ahora, una vez más, Bale vuelve a demostrar que nunca ha perdido su inmensa calidad.

Foto: LaLiga

Comparte esta pubicación