Deportivo Cuenca venció en el estadio Alejandro Serrano Aguilar a Barcelona por 3 a 2 y consiguió su primera victoria en la era Alex Aguinaga. Los locales salieron a presionar desde el principio, en el amanecer del partido Carlos Garcés malogró una clara oportunidad cuando recibió solo en el área y elevó su disparo.

Los dirigidos por Aguinaga estaban llevando a cabo un buen partido, pero al minuto 16 los visitantes lograron el primer tanto del partido, Brahian Alemán efectuó un tiro libre, el golero Hamilton Piedra rechazó mal y el rebote le quedó a Adrián Lamas, quien aprovechó el error del guardameta cuencano para adelantar a los toreros.

El gol de Barcelona bajó las revoluciones del elenco cuencano y los visitantes pasaron a ser los dominadores del encuentro, tuvieron opciones para liquidar que no aprovecharon y antes de terminar el primer tiempo sufrieron la expulsión de Lamas.

Un renovado Deportivo Cuenca ingresó a jugar el segundo tiempo, el técnico Aguinaga supo sacar provecho de la ventaja numérica, el cambio de Bryan Oña por Diego Jerves fue vital, pues le dio más poder ofensivo a la escuadra morlaca.

Los rojos tuvieron tres minutos de inspiración para remontar el partido, a los 46 Walter Zea estableció la igualdad con un golazo desde fuera del área y a los 48 Luis Bolaños sentenció la remontada tras una excelente habilitación de Bryan Oña.

El Cuenca se replegó para mantener la ventaja y eligió la opción de atacar al contragolpe, así fue como liquidó la contienda al minuto 78, Oña se escapó de Giovanny Nazareno para luego rematar y establecer el 3 a 1 en el marcador. Los locales se sintieron animados y se lanzaron en pos de la goleada, pero en los descuentos se descuidaron y un autogol de Jesús Solís le permitió descontar al Barcelona, no hubo tiempo para más y Alex Aguinaga festejó su primera victoria como director técnico del Deportivo Cuenca.

 

 

Escrito por: Boris Esteban Bernal.

Twitter: @borisestebanbe

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here