El Fuenlabrada logra su tercer victoria consecutiva en su feudo y se afianza en los puestos de playoffs de ascenso


El partido correspondiente a la quinta jornada del grupo I de 2ªB fue celebrado en una calurosa mañana de domingo en el estadio municipal Fernando Torres de Fuenlabrada.

El 11 titular del Fuenlabrada, entrenado por Mere, fue: Biel Ribas, Jaume, Souley, Cata Díaz, Juanma Marrero, Randy, Óscar, Cristóbal Márquez, De Miguel, Javi Gómez y Quero.

El conjunto gallego de Jacobo Montes saltó al terreno de juego con los siguientes titulares: Alberto, Lucas, Sergio, Antón, Crespo, Jacobo, Manu Justo, Fer, Silva, Mateo y Pitu.

El encuentro comenzó de forma trepidante, en los primeros segundos, Cristóbal Márquez robó una pelota en la zona de tres cuartos y tras darle un pase en profundidad a Javi Gómez para que se adentrara en el área, el 10 del Fuenlabrada fue derribado y el árbitro sancionó penalti.

Finalmente, Quero acabó marrando la pena máxima en una gran estirada del portero de los gallegos y el partido permaneció 0-0.

Seguidamente, en el minuto seis, a punto estuvo de nuevo de abrir el marcador el Fuenlabrada. Juanma Marrero remató con un potente cabezazo un córner y Alberto, el guardameta del Coruxo, se vio obligado a ejecutar una gran parada.

Cinco minutos después, en el 11, llegó la primera ocasión clara del Coruxo. Los gallegos llegaron hasta línea de fondo pero Biel Ribas evitó en última instancia el pase de la muerte que intentaron los gallegos.

En el minuto 20, los fuenlabreños pusieron un buen centro desde la banda derecha. Javi Gómez estuvo a punto de rematar en boca de gol, pero el portero del Coruxo evitó el peligro anticipándose y despejando con los puños.

Posteriormente, en el minuto 27, tuvo lugar un nuevo centro por parte de los madrileños, esta vez desde la banda izquierda y a cargo de Souley. El balón se paseó por el área pequeña y Óscar acabó rematando encontrándose de nuevo con Alberto, el mejor de los gallegos hasta ese momento.

El Fuenlabrada no se volvió a aproximar a la portería gallega hasta el minuto 35, cuando Cristóbal Márquez disparó alto desde fuera del área.

Un minuto después, en el 36, el Coruxo dispuso de una clara ocasión merced a un grave fallo defensivo de los madrileños. El disparo de Silva, totalmente solo dentro del área de los azules, fue demasiado flojo y apenas puso en problemas al portero del Fuenlabrada, Biel Ribas.

Al filo de acabar el primer período, se asistió a una nueva ocasión del Fuenlabrada en el minuto 43 en otro centro desde la banda izquierda que acabó despejando en semifallo Alberto.

En el minuto 46, el Coruxo metió el miedo en el cuerpo a todo el municipal Fernando Torres ya que, otra vez Silva, dispuso de la ocasión más clara por parte de los gallegos de todo el primer acto. Silva, a apenas 11 metros de la portería madrileña, no consiguió dirigir el esférico entre los tres palos y su disparo raso salió rozando el poste izquierdo de la meta fuenlabreña.

En la última jugada de la primera parte se asistió al tan buscado gol del Fuenlabrada. Cristóbal Márquez, a la salida de un córner en el minuto 47, se anticipó en el primer palo a la defensa gallega y su potente remate se convirtió en imparable para el portero del Coruxo.

Así se llegó al final de una primera parte en la que los madrileños llevaron el peso del encuentro y acabaron teniendo la recompensa del gol. El Coruxo por su parte, con menor posesión y número de ocasiones, dispuso de oportunidades claras para haber inaugurado su cuenta goleadora.

La segunda parte comenzó con el mismo guion de partido, el Fuenlabrada controlaba el esférico y los gallegos esperaban cazar algún contraataque para tratar de igualar la contienda.

La insistencia en controlar el partido de los madrileños volvió a tener premio y en el minuto 53 tuvo lugar el segundo tanto de los fuenlabreños. El gol lo marcó el capitán del Fuenlabrada, el central Juanma Marrero, tras enganchar un rechace dentro del área en un nuevo saque de esquina.

A partir de ahí, el Fuenlabrada se ocupó de dormir el encuentro y cimentó su control en el dominio del balón y en las intercepciones del colosal central argentino, Cata Díaz, que con su veteranía fue una vez más, uno de los mejores futbolistas del conjunto fuenlabreño.

El Coruxo se mostró inofensivo y en ningún momento se vio con opciones de levantar el 2-0 que reinaba en el electrónico. Tan solo tuvo una ocasión en el minuto 84, cuando Pablo Aguilera disparó desde cerca del área pequeña con una volea que acabó despejando Biel Ribas.

Tras esta victoria el Fuenlabrada suma 10 puntos y se coloca provisionalmente como segundo clasificado a la espera de lo que haga la Ponferradina en su encuentro de la tarde frente al Sanse. Por su parte, el Coruxo, con cinco puntos, desciende a la espera de los últimos partidos de la jornada hasta la posición nº 13 de la tabla.

Foto: CF Fuenlabrada

Twitter: @rafinhagomez23