El Granada fichó mucho en invierno, y casi todos están rindiendo muy bien y ayudando al equipo, pero la sensación es que Héctor, Wakaso, Ingason o Ramos llegaron tarde


El mercado invernal del Granada se saldó con las bajas de algunos jugadores que no contaban para Alcaraz y cuyo rendimiento había sido muy pobre. En esta tesitura jugadores como Barral, Javi Márquez, Alberto Bueno, Tito, Jon Toral, Oier o Gabriel Silva salieron del club para dar paso a nuevos refuerzos que ayudaran a revertir la difícil situación por la que pasaba el club, que apenas había ganado un partido ni conseguido puntos.

Estos nuevos fichajes llegaron un poco tarde, pero su rendimiento está siendo hasta ahora, y en general, alto. El islandés Ingason llegó para reforzar el eje de la zaga, y desde su llegada ha sido un fijo para Lucas Alcaraz, siendo titular en 10 jornadas hasta la fecha y habiendo anotado un gol. Pese a cometer algunos fallos que costaron goles, el rendimiento de Ingason es aceptable y superior al de Vezo, uno de los fichajes de Jémez en verano. No da un gran salto de calidad a la posición, pero sí mejora lo que había. También en defensa llegó Héctor Hernández, un lateral izquierdo de corte ofensivo que venía de la Real Sociedad, equipo en el que apenas había tenido oportunidades. Su rendimiento es excelente, y prueba de ello es que se ha ganado el corazón de Granada, y no solo por su nivel como jugador, sino también por su entrega y compromiso. El lateral de 25 años es el máximo asistente de la plantilla y uno de los mejores laterales zurdos desde Siqueira. El 5-2-3 le da muchísima libertad para subir actuando como carrilero, y el jugador nazarí lo aprovecha ocupando toda la banda y mezclando muy bien con Andras Pereira.

Similar al rendimiento de Héctor está siendo el de uno de los fichajes con más nombre. Wakaso llegó y desde el primer día se hizo con un puesto al lado de un Uche que no había encontrado una pareja de nivel hasta la llegada del de Ghana. Samper, Javi Márquez, Agban, Toral o Khrin han pasado por el centro del campo sin llegar a consolidarse como pareja de un Uche que sí lleva una gran temporada. Un gol, una asistencia y un derroche físico espectacular han servido para que Wakaso se haga un fijo en el 11 del Granada. Para dar más consistencia y posibilidades a Lucas en la medular también llegó Koné, pero su participación hasta la fecha ha sido muy baja. El griego llegó lesionado y apenas ha jugado. En la zona de arriba, tras la salida de Barral y el bajo rendimiento de Ponze, llegó Adrián Ramos. El delantero colombiano ha sido el fichaje de mayor nombre, aunque no el de mejor rendimiento. Pese a ser indiscutible desde su llegada y quitarle el puesto de 9 a Kravets, Ramos no ha terminado de explotar ni mostrar todas sus condiciones. Solo ha marcado en uno de los ocho partidos que ha disputado, aunque su fichaje le ha dado más alternativas a la zona ofensiva del equipo, donde solo Kravets mantuvo un nivel aceptable como delantero centro.

Con estos fichajes y la dirección de Alcaraz el Granada ha tenido cerca salir de los puestos de descenso, sobre todo tras lograr tres victorias consecutivas en casa frente a Las Palmas, Betis y Alavés. Sin embargo, el bajo rendimiento del equipo lejos de Los Cármenes está penalizando mucho al equipo andaluz. Sin duda estos fichajes serán importantes para lograr una nueva victoria en casa, esta vez ante el Barça. El conjunto de Luis Enrique tratará de ganar para seguir al acecho del Madrid, mientras que el Granada tratará de hacer lo propio para que Leganes o Depor (su siguiente rival) no se le escapen más en la tabla.

Foto: AsColombia

Twitter: @peinado90