Comparte esta pubicación

Una vez me dijeron que el fútbol es de listos. Y se ve que a Fede también


Corría el minuto 114. Patadón a seguir, error de Carvajal, carambola y Morata con metros por delante, como más le gusta al madrileño. Parecía que la Supercopa de España por fin se iba a decidir tras una prórroga agónica. Pero Fede decidió otra cosa. El resto ya es historia viva de los derbis.

El uruguayo tuvo décimas de segundo para elegir, y eligió lo que cualquier jugador en su sano juicio elegiría: evitar un posible gol y marcharse a la caseta. Quedaban solo 5 minutos y el equipo podría aguantar sin él. Lo que pasó después ya es conocido por todos: el Real Madrid campeón de la Supercopa de España por penaltis.

Pero esto no tendría tanta transcendencia si no fuera por la hipocresía que existe en el fútbol. Al término del partido, las redes sociales se hacían eco de la opinión de unos y de otros. En este caso, algunos seguidores aférrimos del Atleti criticando la acción. Cuestionando los valores de un club por una falta que firmaría hasta el mismísimo Andrés Iniesta, rey de la deportividad por antonomasia. Seguidores y fieles del fútbol, no es bueno utilizar las redes sociales en caliente, ya que pueden dejar al descubierto algunas ‘virtudes’ que realmente no lo son.

Vivimos criticando el ‘fútbol moderno’, ensalzando el fútbol modesto en todas sus facetas (especialmente este fin de semana con la Copa del Rey). Bien, pues todavía existen ciertas personas que, sin quitarse la camiseta de su equipo, critican la acción de Fede Valverde… ¡Pero si es el pan de cada día en el fútbol modesto! Acciones de pillería, de pícaro. De jugador que solo quiere ayudar a su equipo y se sacrifica por todos.

Otra mención aparte merecen los que afirman que le han dado el MVP de la final al bueno de Fede Valverde por la patada. Para todos ellos solo tengo un consejo: volver a ver la final, desde el minuto 1 hasta el 113 (justo antes de la falta). ¿No se lo daríais? Por favor, que los colores no anulen el criterio. También podéis preguntarle directamente a Luis Enrique y su equipo técnico, encargados de designar al MVP, el por qué de esta decisión.

fede

Acciones parecidas que todos recordamos.

Al hilo de la acción de Fede, a muchos se les vino a la cabeza aquella no-falta de Marcelo a Sergi Roberto en el clásico. Una acción táctica que privó al Madrid del liderato y dio 3 puntos claves al Barça. El fútbol son detalles.

Otra acción que entró en el libro de historia de los Mundiales fue la de aquel Uruguay-Ghana, con Luis Suárez como protagonista. En el minuto 120, el delantero uruguayo sacó la mano para evitar un gol cantado. Penalti y expulsión. Ghana lo falló y Uruguay acabó clasificándose a semifinales en la lotería de los penaltis.


Lo explicó Fede Valverde, lo defendió en rueda de prensa el ‘Cholo’ y vuestras conciencias, si os despojáis de los colores por una vez, os lo harán ver. La falta del ‘pajarito’ también es fútbol. Y totalmente legítima.

Imágenes: Twitter

Twitter: @EmiHuertas_

Comparte esta pubicación