Comparte esta pubicación

Con gol del colombiano Otero, el “Pincha” venció 1-0 a Olimpo y se metió nuevamente en la pelea por el ingreso a copas internacionales. Braña, una vez más, fue la figura indiscutible de la noche.


El clima de la previa auguraba una situación inmejorable para Estudiantes. Los dirigidos por Lucas Bernardi se reencontraban con su gente para revertir la pálida imagen que dejaron ante Huracán, enfrentando a un Olimpo de Bahía Blanca hundido en la zona del descenso y con un gran déficit en el juego. Pese a que la diferencia podría haber sido mayor, el “Pincha” se impuso por 1-0 y se estacionó a un punto de Racing, el último que estaría clasificando a la Copa Libertadores 2019.

Estudiantes fue claro dominador del encuentro durante los 90 minutos, aunque careció de contundencia para liquidar el partido. Con un tradicional 4-4-2, Bernardi apostó al juego directo y profundo, teniendo siempre como referencia a Juan Otero y a Lucas Melano, dos de los hombres más incisivos de la noche. Sorprendió la inclusión de Pablo Lugüercio en el once inicial, quien no incidió demasiado en el transcurso del partido.

Desde el comienzo del primer tiempo, el conjunto local fue superior y mostró un carácter ambicioso para llevarse por delante a su rival. La búsqueda estuvo por el sector de Facundo Sánchez (de gran partido), en conexión con Melano y sus innumerables internadas al área de Olimpo. El ex Belgrano rompío líneas fácilmente, pero no estuvo lúcido en el mano a mano ante Sebastián Anchoverri. Estudiantes fue más, pero no pudo quebrar la paridad. Sobre el final, Lucas Villarruel elaboró la situación más clara del equipo bahiense, que pasó cerca del palo izquierdo de Mariano Andújar.

Lucas Rodríguez volvió a tener un partido fantástico. Con sus incansables corridas y su gambeta endiablada, fue un verdadero dolor de cabeza para la defensa de Olimpo, y más precisamente para la banda derecha, un sector muy tentativo. “Tití” se hartó de desbordar y dejar en el camino a Nicolás Pantaleone. Pero la figura del encuentro fue, sin lugar a dudas, el inoxidable Rodrigo Braña, próximo a cumplir 39 años este miércoles. Un verdadero “pac-man” y el encargado del armado de juego partiendo desde el círculo central: tuvo un 87.5 % en efectividad de pases, concretando 66 de 78.

En el inicio del complemento, Estudiantes dio el golpe. A los 16 segundos, luego de una combinación con Melano, el colombiano Otero se filtró por detrás de Sergio Ramírez y definió para estampar el 1-0. A partir de allí, el equipo de Bernardi se tranquilizó y manejó la pelota de lado a lado. Con el transcurrir de los minutos, el desgaste físico le pasó factura y sacó el pie del acelerador en su mejor momento. Mariano Pavone, Jacob Murillo y Nicolás Talpone ingresaron para renovar las energías e intentar sentenciar el partido, aunque no consiguieron incomodar a los dirigidos por Christian Bassedas.

Cerca del final, Olimpo se animó a ir por el empate. Luego de varios centros al área, Luis Vila ensayó una media chilena y Andújar respondió de gran manera con una atajada formidable. Sin merecerlo, Estudiantes terminó sufriendo, replegándose en su campo y rechazando todas las pelotas posibles, haciendo inútiles los intentos del elenco aurinegro. El “Chapu” Braña entregó hasta la última gota de sudor y se ganó los aplausos de su público.

Estudiantes se quedó con el triunfo y volvió a sonreír. Suma ya 30 unidades y se ubica en zona de clasificación a la Copa Sudamericana, siguiendo de cerca a los equipos que aspiran a meterse en la Copa Libertadores 2019. La próxima fecha, los dirigidos por Lucas Bernardi visitarán “La Fortaleza” para enfrentar a Lanús por la fecha 19 de la Superliga.

Foto: Club Estudiantes de La Plata

Twitter: @santinosetto

Comparte esta pubicación