Youssef En-Nesyri emergió como héroe para darle al conjunto sevillista otros tres puntos y demostrar que este Sevilla va muy en serio


Este Sevilla de Julen Lopetegui está ganándose poco a poco, por méritos propios, la etiqueta de ser el tercer equipo de La Liga. Ese equipo capaz de pelearle la competición doméstica a los dos transatlántico como Real Madrid y FC Barcelona.

Hasta ahora siempre se ha dicho que la liga era solo de dos. Pero esta temporada todo hace indicar que no será así. Un Real Madrid que anda en horas bajas tras la nueva lesión de Eden Hazard y que no termina de mostrar su mejor nivel. Un Barça que tiene toda una revolución en marcha tanto dentro como fuera del vestuario. Y un Atlético de Madrid que en los últimos años no ha sido capaz de seguirle el ritmo a ambos.

Pero en esta temporada el Sevilla por números quiere ser ese equipo que sea capaz de pelearle el trofeo a los dos. El conjunto sevillista ha comenzado bastante bien la temporada. Arrancó con una final de la Supercopa ante el Bayern de Munich, al que puso en bastantes aprietos. Incluso tuvo la oportunidad de haberse llevado el trofeo si En Nesyri hubiese materializado aquella ocasión en el minuto 89. Tras ello, el Sevilla ha comenzado con dos victorias su participación en esta nueva temporada. Algo que solo ha sido capaz de hacerlo el Barça, el Betis y el Granada.

El Levante visitaba la ciudad hispalense en el estreno del Sevilla en el Sánchez Pizjuán y nadie dijo que fuera a ser fácil. El conjunto granota puso en apuros a los rojiblancos en gran parte del partido. Morales tuvo una ocasión bastante clara tras un regalo de Diego Carlos que no supo aprovechar. Hubiese supuesto el 0-1.

El Sevilla se acercaba con más frecuencia a la portería defendida por Aitor Fernández, pero apenas pudieron inquietar al guardameta español. El Levante tuvo alguna que otra llegada pero sin aparente peligro, por lo que Bono tuvo poco trabajo. Así se llegó al descanso con empate en el marcador.

En la segunda parte ídem de los mismo. Los sevillistas eran quien llevaban la voz cantante. Sin embargo, el Levante, simplemente, se dedicó a defender su portería y a intentar llevarse un punto, que daban por bueno, de un feudo bastante complicado.

Pasada la media hora de partido, en una contra bastante buena de los hombres de Lopetegui, Munir se quedaba solo ante Aitor y lograba anotar el primer gol. Pero el colegiado, tras la ayuda del VAR, anuló el tanto por falta previa. Todo parecía que se iba a cerrar en tablas pero ahí emergió la figura de En-Nesyri, que pasó de villano en la Supercopa a héroe ante el Levante.

Un magnífico centro de Jesús Navas, quién si no, fue rematado por el delantero marroquí para darle a su equipo los tres puntos y lograr los seis de seis posibles.

Fuente: Sevilla FC

Twitter: @abrahamcg_