Este no es el Real Madrid de la anterior temporada

Comparte esta pubicación

El empate ante el Numancia deja más tocado a los de Zidane


El fútbol es imprevisible, más de lo que muchos se pensaban. En octubre parece que vas a ganar el doblete y en enero te empata un segunda.

Falta de sinceridad

No hay punto medio y sino díganselo a un Zizou, sin autocrítica, que no ha sido capaz de contar la verdad en una gélida rueda de prensa. “Me voy contento porque hemos pasado a la siguiente ronda”, manifestaba el galo. Su argumento enfada, con razón, a todo madridista. El Numancia les puso contra las cuerdas y no hay ningún tipo de reacción. Un entrenador caducado es aquel que en su día funcionó al 100%, pero con el paso de los días se va deteriorando hasta verificar que es incapaz de tener la misma credibilidad que adoptó en su día. Eso le está pasando a Zidane.

La plantilla no es insaciable, de momento

El madridismo quiere más. Un empate ante Fuenlabrada y Numancia, respectivamente, ejemplifican la actual situación del club. Si galáctico. Si Kepa. Si Zidane… El Madrid debe centrarse en jugar bien y nada más. Todo lo que se aleje de encontrar un término medio tendría que alarmar al madridismo. Ahora bien, la afición no dudó en silbar al equipo. El sábado ante el Villarreal se avecina tormenta.

Imagen: Agencias

Comparte esta pubicación