Comparte esta pubicación

El empate sin goles en Butarque no sólo impidió a los pupilos de Ernesto Valverde superar la barrera de los treinta puntos y entrar en puestos europeos. La nota más negativa del partido fueron las tarjetas amarillas que vieron en la segunda mitad Aritz Aduriz y Beñat. Ambos jugadores cumplen ciclo de cartulinas y tendrán que ver desde la grada el compromiso que le espera el próximo fin de semana al Athletic frente al Atlético de Madrid en el nuevo San Mamés.

“Son jugadores muy importantes para nosotros. Para mí no han sido tarjeta ninguna de las dos”, sentenció Oscar de Marcos, lateral derecho rojiblanco, tras el pitido final. No le falta razón al futbolista, el ariete donostiarra es el máximo goleador del equipo y principal referencia ofensiva mientras que el mediocentro vasco es el termómetro que mide si el equipo de Valverde tiene fiebre y no tiene las ideas claras o está sano y ordenado en el campo.

Aduriz vio la tarjeta amarilla en el minuto 65 por “disputar el balón con el brazo en alta de forma temeraria, impactando en el adversario”. Por el otro lado, Beñat fue amonestado en el minuto 79 por “derribar a un contrario en la disputa del balón”. Ambas cartulinas fueron muy rigurosas y no cabe duda que las bajas de ambos jugadores, sumadas a las ausencias confirmadas de Kepa, Yeray, Etxeita y Aketxe, serán decisivas en el próximo partido de la Liga Santander.

Foto: Adrián Contreras Notario (AG Deportes)
Twitter: @borjasarobe11

Comparte esta pubicación