Comparte esta pubicación

Partido de trámite para ambos conjuntos. Cristiano no falló. Griezmann tampoco.


Suma y sigue la desoladora racha de los de Zidane ante el Atlético de Madrid en el Santiago Bernabéu en Liga. Un derbi descafeinado, donde lo único que estaba en juego era el honor ante el rival, privó de la siesta a madridistas y rojiblancos. Ahora bien, pese a ser el derbi menos relevante del último lustro, sí que existía un gran terna con varios alicientes interesantes. Cristiano metió, por ejemplo. Para los más pesimistas contextualizo que un encuentro ante el Atlético que sirve como antesala a los cuartos de la Champions debe atraer. Y sino díganselo al ya mencionado Ronaldo que volvió a marcar un gol de ‘killer’ y minutos antes de dejar su puesto a Benzema vería como Griezmann empataba el luminoso.

Con los Isco, Benzema, Modric y Casemiro en el banquillo, Zidane dejaba constancia de que no se fía de la Juventus ni un pelo. Las rotaciones daban minutos a futbolistas que vienen de menos a más como Lucas Vázquez, Asensio y un Gareth Bale que empieza a carburar en lo que muchos denominan ‘la historia de nunca acabar’. En efecto, el galés centró a la perfección, defendió y trasmitió peligro cada vez que entraba en contacto con el esférico. Su asistencia a Cristiano ejemplifica que, quizá, pueda estar en el barco blanco en las finales que aún quedan pendientes.

Por su parte, el tridente Costa, Griezmann y Vitolo no generó tanto peligro como viene siendo habitual. Costa, desaparecido. Vitolo erró en varias jugadas de no ceder el balón. Eso sí, Griezmann a lo suyo. Pese a que no apareció todo lo que a Simeone le hubiera gustado, el francés sí asistió a su cita con el gol. Un tanto que prolonga así la racha rojiblanca en campo rival que ya se dispara hasta los cinco años sin conocer la derrota. También cabe destacar la demoledora actuación de Marcelo durante los 90 minutos. El lateral brasileño parece haber recobrado su estilo de juego que tanta magia impregna al Bernabéu. Lo mismo le sucedió a Ramos, el de Camas estuvo cerca de volverlo a hacer sobre la bocina, pero varios centímetros lo impidieron. Colorín, colorado, la Liga está acabada.

Twitter: @educornago

Imagen: AG DEPORTES.

Comparte esta pubicación