Boca Juniors igualó 1-1 el domingo en Mendoza frente a Godoy Cruz por la tercera  fecha del campeonato local.

Guillermo no contó con su máxima figura; Carlos Tévez, quien había sido expulsado frente a Belgrano, y a quien el tribunal de disciplina lo condenó con tres fechas. Su ausencia se notó demasiado dejando al descubierto otras fallas en el equipo.
Los primeros 45 minutos el Xeneize no generó ninguna chance de peligro para irse al entretiempo ganando. Centurión intentó reemplazar a Carlitos, tarea difícil para el ex Racing,  donde no pudo adueñarse del equipo y dar fútbol a sus compañeros.

En el complemento de a poco se empezó a abrir el partido, Pablo Pérez se adelantó unos metros más arriba para ayudar a Centurión y poder habilitar a Pavón o Carrizo para que desborden y la metan al área, donde Dario Benedetto estaba esperando ansioso.

Faltando pocos minutos, la jugada con ADN de Boca, como solía hacerlo en la época dorada;  El enganche agarraba  la pelota, levantaba la cabeza y veía pasar a los laterales, para que ellos lanzaran el centro y el nueve la embocara. Acá pasó algo similar, pero definió dentro del área Gino Peruzzi que es el lateral derecho del Xeneize. A pocos minutos para que termine el cotejo, Benedetto tuvo dos situaciones claras para liquidarlo, pero no pudo aumentar la ventaja. Cuando en el fútbol das una vida más al rival pasa lo de siempre, Correa se encargó de meterla a los 42 minutos del segundo tiempo y lograr un empate con sabor a victoria.
Boca perdió dos puntos y quedó a 5 unidades del líder. La próxima fecha recibe a Quilmes a las 18 horas e intentará quedarse con los 3 puntos para que la ausencia de Tévez no se sienta.

Escrito: Lucas Pacheco

Twitter: Lucasspaacheco

Foto: www.ole.com.ar