Tras la sonada noticia de que El Rubius abandona España como sede fiscal para tributar menos impuestos, analizamos dicha situación comparándola con la de los futbolistas de LaLiga


Está claro que el fútbol es el deporte rey. Un fenómeno que mueve masas no solo de personas, sino también de dinero. Algo similar ocurre con el emergente mundo Gamer y/o Youtuber. No al mismo nivel obviamente, pero cada día vemos cómo empiezan a destacar más y más figuras como El Rubius, AuronPlay o Ibai Llanos.

Este crecimiento en el número de seguidores del mundo Gamer y de la comunicación digital, ha traído consigo un aumento de las ganancias de sus principales exponentes. Tanto es así, que muchos de ellos están tomando la decisión de abandonar España como sede fiscal para instalarse en Andorra, donde el porcentaje de impuestos que tienen que pagar es mucho menor.

¿Cuántos impuestos pagan los jugadores de LaLiga?

A tenor de esto, a algunos les ha venido a la cabeza los problemas que tuvieron Messi o Cristiano Ronaldo (entre otros) con Hacienda. Incluso han comparado dichas situaciones con las de los ‘youtubers’. Para entenderlo un poco mejor, vamos a ver cómo funcionan los distintos tramos de IPRF según los ingresos:

impuestos jugadores España

Puesto que la ficha media de un futbolista es de 2,5 millones de euros (fuente Global Sports Salaries Survey), la mayoría alcanza el tramo fiscal más alto. O lo que es lo mismo, su salario está sujeto a una retención por encima del 45%. Por ello, en la comparación de quién paga más impuestos entre El Rubius o Messi no hay color. Messi (o la mayoría de jugadores de los equipos “grandes”) cobra mucho más que El Rubius, por lo que dejan una mayor cantidad de dinero en las arcas españolas. No obstante, ambos se sitúan en un tramo de IRPF similar en cuanto al salario percibido se refiere.

Sin embargo, en España existe la ‘Ley Beckham’, a la que muchos jugadores que vienen de fuera se atienen para pagar menos impuestos.

¿Qué es y cómo funciona la conocida Ley Beckham?

Esta Ley fue bautizada así por el ex-futbolista David Beckham, ya que se popularizó cuando este llegó a España. Gracias a dicha Ley, los futbolistas extranjeros que vengan a jugar a España (con contrato lógicamente) y no hayan residido en el país en los últimos 10 años, podrán acogerse a un IRPF menor que el visto anteriormente (en torno al 24% frente al 45% de la tabla general).

Pero esta Ley tiene un matiz importante. Solo podrá aplicarse sobre los primeros 600.000 € y por un periodo no superior a 5 años. Las cantidades que excedan dicho importe tributarán al 45%.

Entonces, si todo parece estar tan claro a ojos del mundo, ¿por qué existen numerosos problemas de algunos futbolistas con Hacienda?

El principal problema de los futbolistas con Hacienda.

Después de este breve resumen, todos tenemos claro que los futbolistas mejor pagados de LaLiga “soportan” un IRPF del 45% apróx. Esto no debería generar ningún problema con Hacienda, ¿verdad? ¡Exacto! No es ahí donde radica el germen de los problemas con la Agencia Tributaria, sino en las ganancias secundarias como los derechos de imagen o las primas.

Estas ganancias llevan otro tipo de impuestos, que son los que han generado todas las polémicas en torno a Hacienda y futbolistas como Messi o Cristiano Ronaldo. Para resumirlo de forma breve y sencilla, existe una Ley que permite cobrar los derechos de imagen a través de sociedades secundarias. Lo normal hoy en día, es que los futbolistas cedan la explotación de sus derechos de imagen a estas sociedades, que suelen ser empresas de su propiedad.

¿Y dónde está el problema? Generalmente son dos: 1) La cesión de estos derechos se tiene que realizar a precio de mercado, y Hacienda considera que en algunos casos no es así; 2) La localización de dichas sociedades se encuentran en lugares que no son España, y Hacienda considera que se debe tributar aquí. Además de estas “discrepancias” existen otras más complejas, pero hemos tenido suficientes tecnicismos económicos por hoy.

Imágenes: Twitter – Business Insider.

Twitter: @EmiHuertas_