El equipo de Ismael Rescalvo consiguió un triunfo vital en sus aspiraciones por llegar en el primer lugar de esta segunda etapa. La victoria de Emelec pone suspenso en la parte alta de la tabla de posiciones


En la previa del partido entre albos y azules, se veía venir una gran noche de fútbol. Dos equipos que pelean por conseguir el primer lugar en esta segunda etapa se enfrentaban en el Rodrigo Paz Delgado. Liga arrancaba como favorito el encuentro por ser el local y por lo que venía haciendo en el campeonato. Emelec en cambio, venía golpeado por su eliminación de la Copa Sudamericana y el empate en casa ante Técnico Universitario.

En los primeros minutos del encuentro ambos equipos llegaban constantemente a los arcos rivales, se veía un partido de poder a poder, el más claro en las llegadas era Liga pero no lograba culminar bien las jugadas. Julio, Sornoza y Martínez eran los que generaban peligro en el área de Emelec. El partido dio un giro con la expulsión de Bryan Carabalí a los 27′ del primer tiempo, esta acción le dio más vitalidad a Liga para conseguir el primer tanto. Emelec replegó líneas para tratar de recomponer sus líneas. A los 43 minutos, Junior Sornoza se perdió una clarísima oportunidad de gritar gol al dejar desparramado a un zaguero eléctrico y solo frente al arco y al arquero Ortiz, su disparo salió apenas desviado del poste derecho. Pero minutos más tarde, casi al finalizar la primera parte, una jugada que la empezó Johan Julio abriendo la cancha para Cruz y éste con asistencia para Martínez, remató cruzado para marcar el primer gol para Liga.

En el segundo tiempo, Liga cedió el balón a Emelec, que sin tanto dominio y presión para la zaga merengue, no sabía como hacer daño al arco de Gabarini. A los 64 minutos, el Choclo Quinteros vio por segunda ocasión la tarjeta amarilla. Esta jugada le permitió a Emelec ir por el empate. Liga sintió el golpe de la expulsión y era un equipo que no tenía ideas para frenar el ímpetu de los guayaquileños. Sebastián Rodríguez, el mejor jugador del partido, con un remate seco batió a Adrián Gabarini para poner el empate. Se jugaban 77 minutos de la parte final.

Parecía que el partido iba a terminar en empate, pero hasta que el árbitro no de el pitazo final, cualquier cosa puede pasar. Y así nomás fue. Rodríguez en la última jugada del encuentro (90+5), otra vez, sacó de la galería un pase filtrado para José Francisco Cevallos, que solo ante el arco, de pierna izquierda marcó el gol agónico para su equipo que le da la posibilidad de pelear la etapa. Un triunfo que para Emelec puede ser el envión anímico que necesita en esta temporada. Mientras que para los de Pablo Repeto, puede ser el punto de quiebre por conseguir el objetivo de ser campeón sin jugar una final.

Foto: C.S Emelec

Twitter: @mbarrosp89