El momento que atraviesa el Valencia roza el ridículo y parece tocar fondo tras la última humillación futbolística ante el Getafe

Gabriel Paulista, uno de los capitanes del Valencia CF, echó a llorar al ser preguntado, tras perder por 3-0 frente al Getafe, si era doloroso ver a un equipo campeón en la situación actual. El silencio, la emoción y el posterior llanto callaban lo que todo aficionado blanquinegro ve: la impotencia de un equipo sin dirigentes. “Escuchar esto de un club tan grande como el Valencia es jodido”, afirmaba bastante afectado el central.

https://twitter.com/MovistarFutbol/status/1365784952483233795

Lo que eras y en lo que te has convertido. Hace dos años, el Valencia CF se alzó con la Copa del Rey tras superar en la final al FC Barcelona. Un título que llegaba tras más de diez años de sequía. En vez de aprovechar el momento, el ego de unos dirigentes que querían echar por la borda el título para centrarse en la clasificación para la Champions League acabó con todo. El primero en caer fue Marcelino García, el último entrenador contrastado que ha tenido el club, y le siguieron las ventas de piezas clave a precio de ganga: Parejo, Rodrigo, Kondogbia, Coquelin

Ahora, el Valencia CF toca fondo y se sitúa a seis puntos del descenso, con un partido menos que el rival que marca la zona roja. Más allá de los resultados, parece que el equipo no cree en ningún mensaje del club. Mientras que el problema parece encontrarse más cerca que nunca, realmente está a más de 11.000 kilómetros de distancia. En Singapur, Peter Lim, ajeno de la realidad que vive la afición che, parece no cansarse de un negocio que está arruinando la felicidad futbolística de millones de seguidores.

Lejos del terreno de juego

Una deuda millonaria y un terreno de juego todavía por acabar acrecientan la desesperación valencianista. Hace unos días, la paralización de las obras del Nou Mestalla cumplía doce años. Más de una década con un estadio que se ha convertido en una escultura de la ciudad. Por otro lado, la deuda asciende a 340 millones de euros, según informaba el Diario As en diciembre. Un cóctel perfecto para acabar con el Valencia.

Dejémoslo estar, si deben tanto es porque se ha fichado a un gran nombre de jugadores de prestigio. La respuesta es: no. A lo largo de este último año se han realizado una gran cantidad de operaciones, pero todas de venta de jugadores y a un precio ínfimo. La llegada de tres incorporaciones en la última ventana de fichajes ha sido inoperante. Apenas cuentan para un míster que no los había pedido

El enemigo no puede estar más cerca. Los dirigentes del club parecen no cansarse de llevar los mandos de un barco sin rumbo. Bueno, sí tiene un rumbo y es similar al del Titanic. Mientras, la afición valencianista no debe hacer otra cosa que no cesar en el intento de echar a Meriton Holdings. El Valencia CF toca fondo. Ellos son el principal causante de este problema y esta vez no los van a callar, como ya hizo Peter Lim en Mestalla en 2019.

https://twitter.com/josealo78/status/1180805471298576385

Informa: @alvaroarcos23

Foto: LaLiga Santander