Comparte esta pubicación

El Sevilla quiere cerrar una fase de grupos redonda. Para ello, debe ganar este jueves al Qarabag y al Apoel en el último partido para hacer pleno europeo con seis de seis victorias.


En la semana de competiciones europeas, los de Lopetegui se enfrentan al campeón de Azerbaiyán este jueves a las nueve de la noche. Con cuatro victorias a falta de dos partidos, recibirán al Qarabag sabiendo que ya están clasificados junto al Espanyol y aprovecharán la ocasión para dar entrada los que menos minutos arrastran en sus piernas.

A pesar de ello, Julen Lopetegui negó en rueda de prensa que tuviesen la cabeza en el partido del fin de semana contra el Leganés. “Lo afrontamos desde el máximo respeto a nosotros mismos, a la afición y a la competición. Queremos ser fieles a nuestra idea y jugar bien al margen del contexto. El rival se juega el todo por el todo y hay que igualar esa intensidad y esa ambición”, explicó el entrenador.

Destacó por encima de todo que competirán por encima de las circunstancias, “Es un partido de Europa League y tenemos ilusión al margen de que los puntos no influyan. Tratamos de que sea algo nuestro y que no dependa del exterior. Esa es una fortaleza del equipo, que no tenga nada que ver lo que se diga sobre el partido para estar motivados”.

El futbolista Alejandro Pozo, nacido en Huévar, acompañó a Lopetegui en rueda de prensa y aseguró que jugarán con muchas ganas en el Sánchez-Pizjuán y que quieren hacer feliz a la gente con una victoria. Pozo aludió a Jesús Navas, quien lo considera un referente y le aconseja durante los entrenamientos, ya que juega en la misma posición. “Intento captar las cosas que me enseña y ojalá pueda estar muchos años a su lado”, explicó.

El temporizador ha empezado a contar, menos de 24 horas para que comience el encuentro. Los sevillistas quieren una victoria cómoda, que valga la pena que sus aficionados dejen lo que estén haciendo para verlos a ellos durante 90 minutos.

Foto: Sevilla FC

Twitter: @JuanDeCodina4

Comparte esta pubicación